Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariochaco.com/a/607865

El Gobierno amenaza con echar a los funcionarios que rechacen los nuevos cuadros tarifarios

Si bien los dichos se enmarcan dentro de un capítulo más de la interna con el kirchnerismo, concretamente, el Presidente dejó en claro este miércoles que "no podrá seguir" en su función aquel funcionario que rechace los nuevos cuadros tarifarios, los cuales implicarían una actualización.

 "Ésta sí es una decisión política y si alguien no puede tomar la decisión política, no podrá seguir en el Gobierno", aseguró la comitiva presidencial durante el viaje de Alberto Fernández de Madrid a Berlín.

En tanto, respecto del subsidio de tarifas señalaron que "es necesario avanzar en la segmentación, dado que el sentido común dice que no puede ser que se siga con el mecanismo actual" y consideraron que "no habrá problemas" porque se trata de una decisión tomada por el Presidente, según consignó la agencia NA. 

Cabe resaltar que quien debe firmar la reestructuración final de las tarifas es la titular de ENRE, Soledad Marín, funcionaria que está bajo la órbita del subsecretario de Energía, Federico Basualdo, afín al kirchnerismo.

Además, tanto el subsecretario Basualdo como el secretario de Energía, Darío Martínez, -ambos funcionarios de Cristina Kirchner- se ausentaron esta mañana de la audiencia pública online para debatir los aumentos de las tarifas de electricidad. Lejos de participar de la misma, se mostraron en público esta mañana en una recorrida por la central termoeléctrica e incluso fuentes cercanas al secretario indicaron a La Nación que "mientras otros aumentan, nosotros estamos tratando de mejorarle la vida a la gente".

Por su parte, desde la presidencia señalaron: "Van a tener que explicar por qué votaron una ley que decía que las tarifas no podían aumentar más que el coeficiente salarial y no votan unas tarifas que dicen que las tarifas no pueden aumentar más que el 80% del coeficiente. El proyecto es mejor que lo que votaron, es más favorable a la gente. Fue una ley que votó el Frente de Todos".