Sábado, 18 Enero, 2014 - 09:15

Vialidad Nacional capacitó sobre el nuevo sistema de barreras con cables entrelazados

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La Dirección Nacional de Vialidad (DNV), a través de su 18º Distrito Chaco, concretó una capacitación sobre el funcionamiento del innovador sistema de barreras de contención vial, colocado en la Autovía Avellaneda, dirigida a diferentes organismos, empresas del sector.

Con la disertación de la empresa que comercializa este dispositivo en Latinoamérica, se desarrolló esta capacitación, en donde estuvieron presentes representantes de la Policía del Chaco, Policía Caminera, Bomberos de la Provincia, Gendarmería Nacional, Vialidad Provincial del Chaco, OCCOVI (Órgano de Control de Concesiones Viales), la empresa concesionaria, Caminos del Paraná, y técnicos y profesionales de Vialidad Nacional.

La misma tuvo lugar en la sede administrativa del 18º distrito Chaco de la D.N.V., para luego realizar una visita técnica en la Autovía Avellaneda, donde está instalado este novedoso sistema.

El tema principal de la reunión fue, informar a todos los presentes sobre el funcionamiento del sistema de barreras de contención a través de cables entrelazados, y de cómo actuar en caso de siniestros, para que el mismo siga estando operativo para terceros.

EL SISTEMA DE BARRERAS DE CONTENCIÓN

Es un sistema de cables entrelazados en postes que se instalan en los laterales de la vía para contener y redireccionar a los automóviles en situaciones de despistes, lo que representa un desarrollo significativo en el diseño de dispositivos de contención vehicular.

Diseñada para contener a un vehículo liviano que circule a una velocidad a 110 kilómetros por hora, esta barrera de protección puede reemplazar a la baranda metálica flex beam o guarda rail, bajo determinadas condiciones presentando sobre la misma las ventajas de una colocación más simple y su reposición inmediata y sencilla en caso de siniestros.

El producto es de rápida instalación, y su desempeño fue testeado mediante las más exigentes pruebas de choque, cumpliendo con los estándares del Reino Unido, Estados Unidos, Suecia y Australia y aceptado por la Dirección Nacional de Vialidad como sistema de contención lateral, y es la provincia del Chaco, la primera en utilizarlo en rutas de nuestro país.