Jueves, 5 Noviembre, 2015 - 11:31

¿Vendrá un tiempo de encuentros?
Ricardo Bustos (*)

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Para quienes peinamos canas, es saludable todos los días mantener nuestras mentes ocupadas y continuar con la gimnasia de activar el pensamiento , ese que nos ayuda a mantenernos  con energía mental y si sobra un poco…física. En Argentina, cada noche la televisión nos mues­tra diferentes programas periodísticos, que en la mayoría de los casos están sustentados por tendencias ideológicas sean o no “independientes” y está bien que así ocurra pues el propio Periodista es un ciudadano con todos los derechos para ejercer su pensamiento, siempre que también escuche a quienes opinan de otra forma.

Grave problema tenemos por estos días si es que queremos escuchar la voz del Gobierno por medio de algún interlocutor más o menos válido, que no se fanatice y se vaya por los techos con su acelerado entusiasmo por defender lo indefendible. Así las cosas, tene­mos para hacer puchero en los integrantes del llamado "modelo", todos representantes de una década que viajan en el colec­tivo de la soberbia y flojitos de papeles, a juzgar por sus faltas de méritos en su pasado, como políticos iniciados a la fuerza o casualidad y  manifestantes callejeros.

Hay datos incontrastables, que no merecen análisis pero es bueno traerlos a la palabra escrita para desenmascarar a “todas y todos “ los aplaudidores del “modelo”…y digo “el modelo” y NO … “la modelo” (¿) y como ejemplo de la grave situación tenemos a la Provincia más grande del País, Buenos Aires (según el último censo del 2010 con 15, 6 millo­nes de habi­tan­tes), cuyo Gobernador Daniel Scioli creía que se comía los chivos crudos en las elecciones generales y se despertó un día mirando al otro candidato desde abajo. "El Candidato" es responsable de no reclamar al Gobierno Nacional, el mismo que lo humilló tantas veces y ahora lo cuenta como cabeza de línea para pelear el 22 de noviembre un lugar en la historia Argentina, la enorme deuda por coparticipación que corresponde por Ley al primer Estado nacional por ser la Provincia que más produce de manera genuina. Son muchos millones que quedaron en el camino desde la Casa Rosada hasta la Gobernación en La Plata y si algo se coparticipó fue con un cuentagotas como para que alcance  lo necesario para salarios. No se puede creer como un gobernante de una Provincia que tiene tantos millones de habitantes, se haya sometido a tanta humillación y mal trato.

Si "el modelo" creyó que con ese castigo los ciudadanos iban a bajarle el pulgar a la hora de elegir en las urnas, se equivocó y muy feo porque lo único que logró fue deteriorar la imagen política del Gobierno nacional en todo el país y la Señora eso..lo sabe muy bien.

En cualquier país del mundo, el motor de la economía, después del campo si es que tienen esa posibilidad de explotación, es la construcción, que moviliza más de 50 ítems profesionales a la hora de comenzar una obra de magnitud como ser algún plan de viviendas. Pues bien, el INDEC que es el instituto gubernamental encargado de mentirnos todos los meses, ahora nos está diciendo que la construcción se ha derrumbado 8,8% y si lo dice el INDEC, no extraña que el derrumbe sea mucho más grande y esto es algo que no nos debe alegrar para nada pues estamos todos inmersos en esta problemática económica que no va para ningún lado. La pregunta sería...¿Vinieron para destruir a la Argentina y no nos dimos cuenta?...¿a qué intereses extraños respondieron con su forma de gobernar? porque no cabe en ninguna mente l pensar que se podía haber logrado una sustentabilidad excelente con el viento de cola que duró varios años, pero se empeñaron en destruir todo lo posible para frenar el crecimiento económico.

Hoy, lamentablemente debemos observar lo que ocurre en el interior del país porque generalmente sus noticias no llegan a los centros periodísticos nacionales tal como se producen en sus lugares de origen. Las economías regionales fundidas literalmente por completo, familias enteras que debieron emigrar hacia los grandes centros de población con futuros inciertos y el dolor por el desarraigo, la población con el sistema de salud destruido en todas las provincias , por un lado por la falta de profesionales e insumos y las demoras en los pagos a los proveedores del Estado. Los servicios de atención médica privados, están tratando de cubrir el vacío que dejan los hospitales públicos, pero las Obras Sociales se ven desbordadas porque no cobran en tiempo y forma las prestaciones y por otro la provisión de medicamentos en tiempo y forma ,debiendo sumar a ello la prohibición de importar insumos o drogas que ya están faltando en las farmacias Millones de argentinos están bajo la línea de pobreza y deberán prestarle atención porque han convertido al ciudadano simplemente en un habitante que al no tener posibilidad alguna de crecer, se entregó a las manos del destino, ese que todos sabemos quién digita.

Como Ciu­da­dano Argentino y a esta edad, juro que estoy un poquito cansado de tanta mentira y peor aún de la forma  que nos están mirando en el resto del planeta, sabiendo que el pueblo no se merece semejante ofensa por parte de los malos políticos que “no supimos elegir”. Lo único que nos queda es tener mucha fe y esperar que la señora presidente se retire a los jardines de su lugar en el mundo y para alegría y tranquilidad de muchos, termine con las Cadenas Nacionales y sus discursos de barricada que solo provocan violencia. Ahora viene el tiempo de todas y todos...pero de verdad, gane quien gane.

“Es extraña la ligereza con que los malvados creen que todo les saldrá bien”

 Víctor Hugo (1802–1885) Nove­lista francés.

(*) Locutor nacional – comunicador.