Viernes, 7 Abril, 2017 - 11:01

Sáenz Peña
Vendía carne con tierra y pasto: armó un escándalo cuando quisieron decomisarla

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Efectivos de la Policía Rural de Sáenz Peña y personal de Bromatología de la Municipalidad inspeccionaron carnicerías de la ciudad y observaron varias irregularidades. Además, el propietario de uno de los locales se resistió al control.

Cuando los inspectores intentaron realizar el decomiso de carne, el dueño se resistió a que se cumpla este paso. En forma agresiva cerró la puerta, impidiendo realizar el trabajo al personal de Bromatología.

A raíz de esto, se solicitó la presencia del veterinario de la Municipalidad Juan Kissiel para que actúe como mediador de la situación, al tiempo que se pidió también más presencia policial controlar la actitud del propietario del local.

Al respecto, Kissiel explicó: “A la hora de actuar o hacer el decomiso en la carnicería el propietario del comercio se resistió y no quiso que se haga ni la inspección ni el decomiso. En consecuencia  se labró el acta de infracción correspondiente y clausura del local por no estar habilitado, no estar en regla, no contar con la libreta sanitaria y por resistirse al control “.

Por otro lado, el veterinario reconoció que “en el rubro carnicería la gente se pone muy nerviosa y se complica la situación. Por eso siempre nos acompaña la policía”.

Las demás inspecciones se realizaron en comercios ubicados en los barrios: Hipólito Irigoyen, Milenium y Santa Mónica. Luego de los operativos, se procedió al secuestro de bebidas y comestibles vencidos.