Jueves, 30 Marzo, 2017 - 20:56

Crisis institucional venezolana
Varios países denunciaron "grave retroceso para la democracia" en Venezuela

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Una avalancha de críticas de la comunidad internacional se desató este jueves contra el gobierno de Nicolás Maduro tras la decisión del Tribunal Supremo de asumir las competencias del Legislativo, lo que fue calificado como un "golpe de Estado" por la oposición venezolana.

"En Venezuela Nicolás Maduro dio un golpe de Estado", denunció el presidente de la Asamblea, Julio Borges, quien rasgó ante las cámaras el fallo del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), calificándolo de "basura".

Estados Unidos, la Unión Europea, y varios países latinoamericanos (Brasil, Colombia, Chile, Perú, Argentina y México) denunciaron la decisión de la Sala Constitucional del TSJ, al que la oposición acusa de servir al gobierno de Maduro, de asumir las funciones del Parlamento.

La oposición anunció protestas a partir del sábado, mientras un grupo de diputados protagonizó una refriega con militares frente al tribunal.

 

EEUU DENUNCIÓ "GRAVE RETROCESO PARA LA DEMOCRACIA" EN VENEZUELA

El gobierno de Estados Unidos consideró un "grave retroceso para la democracia" la decisión de la corte suprema de Venezuela de asumir poderes legislativos, de acuerdo con una nota oficial del Departamento de Estado.

"Esta ruptura de las normas democráticas y constitucionales daña enormemente las instituciones democráticas de Venezuela y niega a los venezolanos el derecho a dar forma a su futuro a través de sus representantes electos", dijo el portavoz Mark Toner.

"Lo consideramos un grave retroceso para la democracia en Venezuela", añadió.

En dos fallos, el martes y miércoles, el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela retiró la inmunidad de los diputados de la Asamblea Nacional, mayoritariamente opositora, y asumió las funciones legislativas.

Washington condenó "la decisión de usurpar los poderes de la Asamblea Nacional democráticamente electa".

Además reiteró su llamado al gobierno venezolano a que permita al Parlamento "ejercer sus funciones constitucionales, realice elecciones tan pronto como sea posible y libere de inmediato a prisioneros políticos".

En una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) el martes, el subsecretario de Estado adjunto estadounidense para el Hemisferio Occidental, Michael Fitzpatrick, denunció "una alteración inconstitucional (...) que impide el orden democrático en Venezuela".

Estados Unidos llamó a Venezuela a que en vez de "desechar" las instituciones democráticas, cumpla sus compromisos fijados en una tentativa de diálogo con la oposición, y respete la Carta Democrática Interamericana de la OEA.  

 

BRASIL REPUDIÓ "RUPTURA DEL ORDEN CONSTITUCIONAL"

El gobierno brasileño calificó este jueves de "ruptura del orden constitucional" el fallo que permitió a la corte suprema de Venezuela asumir las funciones del Parlamento, de mayoría opositora.

"El gobierno brasileño repudia la sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Venezuela que retiró de la Asamblea Nacional sus prerrogativas, en una clara ruptura del orden constitucional", afirmó la Cancillería en un comunicado.

La dependencia indicó igualmente que ve "con gran preocupación" la suspensión de la inmunidad a los parlamentarios ordenada "arbitrariamente" por el TSJ.

"El pleno respeto al principio de la independencia de poderes es un elemento esencial para la democracia. Las decisiones del TSJ violan ese principio y alimentan la radicalización política", advirtió.

El gobierno del conservador Michel Temer pidió "ponderación" y un diálogo "efectivo y de buena fe" entre el gobierno del socialista Nicolás Maduro y sus adversarios políticos, como la mejor solución para la "restauración de la normalidad institucional" en Venezuela.

Pero "la responsabilidad principal de invertir el rumbo de la crisis recae en el propio gobierno venezolano", añade.

"El gobierno brasileño continuará coordinándose regionalmente, con todos los interesados, para examinar la preocupante situación" en el país vecino, sumido en una grave crisis política y económica, agregó.

El Ejecutivo de Temer ha sido muy crítico con la gestión de Maduro, a diferencia de la cercanía que tenían con el chavismo los gobiernos izquierdistas de la depuesta Dilma Rousseff (2011-2016) y su antecesor Lula da Silva (2003-2010).

 

COLOMBIA RECHAZA LA DECISIÓN DEL TRIBUNAL SUPREMO  

Colombia rechazó este jueves que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela haya asumido funciones de Parlamento, por considerar que son necesarios poderes públicos fuertes e independientes para fortalecer la democracia.

"Rechazamos esta no división de los poderes. Acá es clarísimo que necesitamos unos poderes públicos fuertes, independientes, para poder fortalecer la democracia", dijo en rueda de prensa la canciller María Ángela Holguín.

"Esto lo único que hace es profundizar aún más esa crisis que vive Venezuela", agregó, al comparecer ante periodistas junto a su homólogo de México, Luis Videgaray, de visita en Bogotá.

Holguín insistió en la importancia de "un diálogo entre venezolanos".

En un comunicado emitido poco después por la cancillería colombiana, el gobierno de Juan Manuel Santos señaló su "profunda preocupación" por la decisión adoptada por el TSJ, la más alta instancia judicial de Venezuela, de asumir las competencias del Parlamento, de amplia mayoría opositora y al que considera en desacato.

"El gobierno de Colombia reitera su convicción de que la separación de poderes y el apego irrestricto a las normas constitucionales son fundamentos imprescindibles para la plena vigencia de la democracia representativa, la convivencia pacífica de la población y el Estado de Derecho", indicó el texto.

  

BACHELET CONSIDERÓ "MUY PREOCUPANTE" LA SITUACIÓN DE VENEZUELA

La presidenta chilena, Michelle Bachelet, dijo que es "muy preocupante" la crisis política en Venezuela -donde el máximo tribunal asumió las tareas legislativas- y llamó a defender la convivencia democrática en la región.

"La situación en Venezuela es muy preocupante. En América Latina, debemos defender la convivencia democrática en nuestras sociedades", publicó la mandataria en su cuenta en Twitter.

Más temprano, el canciller chileno, Heraldo Muñoz, que acompaña a Bachelet en una visita oficial a Portugal, expresó "la más alta preocupación" por el agravamiento de la crisis en Venezuela y anunció que consultará "con países amigos sobre cómo proceder de ahora en adelante".  

 

MÉXICO DENUNCIA ATENTADO CONTRA "PRINCIPIOS Y VALORES" DEMOCRÁTICOS

El gobierno mexicano, cuya diplomacia encabezó la semana pasada una iniciativa de 14 países americanos pidiendo una resolución a la crisis política en Venezuela, expresó este jueves su preocupación tras la decisión del Tribunal Supremo venezolano de asumir las funciones del Parlamento, de mayoría opositora.

Esta decisión "atenta contra los principios y valores esenciales de la democracia representativa y la separación de poderes", señaló la cancillería mexicana en un comunicado.

Y reiteró su llamado del 23 de marzo pasado, en el que junto con otros 13 países pidió a Venezuela la liberación de "presos políticos" y un calendario electoral.

"Asimismo, el gobierno de México reafirma su disposición a colaborar con el pueblo y el gobierno de Venezuela en todo aquello que pueda contribuir a una solución de los desafíos políticos, económicos y sociales en ese país", agregó el comunicado. 

El Ejecutivo mexicano pidió también que mediante el diálogo se avance en la búsqueda de soluciones concretas con apego a la Constitución venezolana.

La noche del miércoles, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, a la que la oposición acusa de servir al gobierno de Nicolás Maduro, asumió las funciones del Parlamento.

Fuente: 
NA - AFP