Viernes, 24 Enero, 2014 - 09:13

Un Nadal intratable barrió a Federer en set corridos y definirá el Abierto de Australia con Wawrinka

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Simplemente Nadal. En otra edición del histórico duelo, el español, número uno del mundo, venció al suizo Roger Federer (6º) por 7-6 (4), 6-3 y 6-3 y está en la final del Abierto de Australia, donde ya esperaba el suizo Stanislas Wawrinka (8º), quien eliminó en la primera semifinal al checo Tomas Berdych (7º).

Ambos mostraron sus cartas bien rápido. Nadal, lastimando con el acentuado efecto de su drive, buscando que Federer se mantega en el fondo. El suizo, a fuerza de saque y volea. Todo fue bien parejo desde el principio, con predominio del sacador en todo momento, hasta el 3-3 cuando Nadal tuvo doble chance de quiebre que no pudo concretar. Por eso, se fueron al tiebreak. Allí, el suizo estuvo menos fino de lo habitual por lo que el ibérico se adelantó 5-1. Si bien sirvió 5-4, nada evitó que el set quedara de su lado. En este tramo, Federer sumó 24 errores no forzados, la gran mayoría con su revés.

Ya en el segundo, Nadal pidió ser atendido de su mano izquierda, pero fue Federer quien sufrió más de la cuenta para mantenerse en partido, sobreponiéndose a diferentes break points. Recién en la octava chance de quiebre del partido (todas para Nadal) se dio el claro desnivel, para que el español se adelantara 4-2, dominando desde el fondo, aun con passing shots casi imposibles.

En el tercero, el ánimo del helvético no era el mejor. Nadal lo aprovechó al máximo y volvió a adelantarse, esta vez 2-1 y saque, doblegando en cada visita de Federer en la red. Parecía ser el golpe de gracia. Pero inmediatamente el suizo quebró por primera vez para empardar en 2. Sin embargo, Nadal nunca aflojó: logró desnivelar en el séptimo juego para servir 4-2. Así las cosas, el primer match point llegó en el noveno game, pero un buen primer servicio del suizo evitó el final. El segundo llegó tras otro passing shot formidable del español. Esta vez, Federer se invirtió para pegar la derecha que se fue larga para el 7-6 (4), 6-3 y 6-3 final tras dos horas y 24 minutos de juego.

En el balance, el español sumó 28 tiros ganadores y 25 errores no forzados, pero la diferencia estuvo en el suizo, que sumó 34 winners pero 50 errores no forzados. En el match, Nadal aprovechó 4 de 14 chances de quiebre contra 1/2 de su rival, que ganó apenas 23 de los 42 puntos que jugó en la red.

Nadal, que acumula 13 títulos de Grand Slam en su palmarés, ahora busca igualar la segunda mejor marca, en poder del estadounidense Pete Sampras, con 14. Se coronó una vez en el Abierto de Australia, en 2009, pero viene de ganar el último Major: el US Open de 2013. A sus 27 años, está en su 19ª final de Grand Slam empatar al checo-estadounidense Ivan Lendl en el segundo puesto.

Ante Wawrinka, Nadal pretenderá transformarse en el primer hombre en ganar al menos dos veces cada uno de los cuatro certámenes de Grand Slam desde que lo consiguió el australiano Rod Laver en la década del '60.

Camino a esta semifinal, Nadal se recuperó y le ganó al búlgaro Grigor Dimitrov (22º cabeza de serie). Por su parte, el de Basilea había vencido en cuatro parciales al escocés Andy Murray (4º), actual campeón de Wimbledon. Ahora, el español lidera los enfrentamientos personales contra el suizo por 23-10, con marca de 9-2 en los Grand Slam. Federer no le gana a Nadal en un Grand Slam desde la final de Wimbledon 2007, en cinco sets. Desde entonces, se enfrentaron seis veces en los grandes campeonatos.

Fuente: 
ESPN