Miércoles, 8 Diciembre, 2021 - 12:47

Transición en Alemania: Olaf Scholz juró como canciller y puso fin a los 16 años de Angela Merkel

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El hasta ahora ministro de Finanzas fue elegido formalmente por el nuevo parlamento; enfrentar la cuarta ola de Covid en el país será su desafío inmediato
 
Ya es oficial: Angela Merkel dejó de ser la canciller de Alemania después de 16 años. El parlamento alemán eligió hoy formalmente a Olaf Scholz como su sucesor y dio comienzo así a una nueva era en el país más poblado de la Unión Europea.
 
“Juro que dedicaré mis fuerzas al bienestar del pueblo alemán, aumentaré su beneficio, evitaré su daño, mantendré y defenderé la Ley Fundamental y las leyes de la federación, cumpliré mis obligaciones a conciencia y haré justicia para todos”, pronunció en voz alta Scholz, tal y como recoge el artículo 56 de la Ley Fundamental.
 
El nuevo canciller se abstuvo de incluir la frase opcional: “Que Dios me ayude”.
 
 
Scholz fue previamente nombrado canciller por el presidente germano, Frank-Walter Steinmeier, en una breve ceremonia en el palacio de Bellevue de Berlín.
 
El gobierno de Scholz asumió el cargo con grandes esperanzas de modernizar Alemania y combatir el cambio climático, pero afronta el desafío inmediato de gestionar la peor ola de contagios que ha sufrido el país en la pandemia de coronavirus.
 
Scholz, de 63 años, recibió 395 votos a favor de los 736 diputados del Bundestag, que fueron elegidos en los comicios del 26 de septiembre. Hubo 303 votos en contra, seis abstenciones y tres votos nulos. Para ser elegido necesitaba obtener mayoría del total de 736 escaños, es decir, 369 votos.
 
 
Los partidos que forman la coalición gubernamental denominada “semáforo” por los colores que tradicionalmente representan a cada uno de los partidos -Partido Socialdemócrata (SPD), Los Verdes y Partido Liberal (FDP)- suman juntos 416 escaños.
 
“Sí”, dijo Scholz a la presidenta del Parlamento, Bärbel Bas, cuando le preguntó si aceptaba el resultado de la votación.
 
Su elección como noveno canciller de Alemania después de la Segunda Guerra Mundial no despertaba dudas ya que su partido socialdemócrata SPD ganó las legislativas con 206 escaños contra 197 de la formación conservadora Unión Demócrata Cristiana hasta ahora en el poder.
 
De esta manera, Angela Merkel se retira hoy de su cargo después de cuatro mandatos. Solo por nueve días, la emblemática dirigente no habrá batido el récord de longevidad en el poder de Helmut Kohl.
 
 
Merkel fue testigo la votación en el Bundestag desde el palco de visitantes. Los legisladores le dedicaron una ovación en pie al principio de la sesión.
 
La dirigente, que sumó decenas de homenajes en las últimas semanas, dejará definitivamente la cancillería tras una ceremonia de traspaso de poderes con Scholz, adversario y a la vez aliado, ministro de Finanzas y vicecanciller en los últimos cuatro años.
 
“Emprendemos un nuevo viaje, uno que asume los grandes desafíos de esta década y más allá”, dijo Scholz ayer. Si los partidos tienen éxito, añadió, “es un mandato ser reelegidos juntos en las próximas elecciones”.
 
El nuevo gobierno
Feminista convencido, Scholz tomará las riendas de un gobierno compuesto por primera vez en Alemania por igual número de hombres y mujeres.
 
Tres de ellas dirigirán ministerios claves: la ecologista Annalena Baerbock, Exteriores y las socialdemócratas Christine Lambrecht y Nancy Faeser, Defensa e Interior respectivamente. También por primera vez desde los años 1950 habrá tres partidos en el gabinete alemán.
 
Pese a programas electorales a veces en las antípodas, el SPD, los Verdes y el FDP consiguieron acordar rápidamente un programa que se centra en la protección del clima, el rigor presupuestario y Europa.
 
 
Christian Lindner, dirigente de los liberales y partidario de la austeridad presupuestaria, asumirá la importante cartera de Finanzas.
 
El nuevo gobierno aspira a redoblar los esfuerzos contra el cambio climático expandiendo el empleo de energías renovables y adelantando el abandono de la energía producida con carbón desde 2038, “idealmente’' a 2030. También quiere hacer más para modernizar el país, lo que incluye abordar las conocidas deficiencias de sus redes de celular e internet.
 
Además planea adoptar políticas sociales más progresistas, como legalizar la venta de cannabis con fines recreativos y facilitar la obtención de la ciudadanía alemana, aunque la coalición ha prometido redoblar los esfuerzos para deportar a inmigrantes que no consiguen asilo. Los socios quieren reducir de 18 a 16 la edad de voto en elecciones nacionales.
 
El gobierno también tiene previsto aumentar el salario mínimo alemán a 12 euros (13,50 dólares) por hora, respecto a los 9,60 euros actuales. Scholz ha afirmado que eso implica “un aumento de los salarios para 10 millones de personas”. La coalición prometió que se construirán 400.000 nuevos departamentos al año, en un esfuerzo de frenar los crecientes precios de alquiler.
 
Scholz ha apostado por la continuidad en política exterior y señaló que el gobierno defendería una Unión Europea fuerte y contribuiría a la alianza transatlántica.
 
Como marca la tradición, Scholz reservará su primera visita en el exterior al presidente francés Emmanuel Macron, que debe recibirlo el viernes.
 
Fuente: 
La Nación