Domingo, 2 Abril, 2017 - 21:11

Tigre venció 4-3 a San Lorenzo en un partido entretenido, cambiante y con polémicas

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Tigre le ganó hoy 4-3 a San Lorenzo de Almagro un partido tan entretenido como cambiante y con un final polémico en el Estadio Don José Dellagiovanna, por la decimoctava fecha del torneo de Primera División del fútbol argentino.

Los goles del ganador fueron convertidos por Agustín Cardozo, Alexis Castro, Carlos Luna, de penal, y Ramón Miérez, y los de la visita por Nicolás Blandi y Bautista Merlini, el mediocampista en dos ocasiones.

Cuando San Lorenzo se imponía y faltaba poco, Tigre dio vuelta el resultado con un penal dudoso convertido por Luna y un gol en fuera de juego de Miérez, por lo que el plantel visitante se retiró muy disgustado del campo de juego.

En el dueño de casa hizo su presentación como entrenador Facundo Sava, quien reemplazó a Pedro Troglio, que renunció a su cargo tras la decimosexta fecha.
El comienzo del encuentro prometía emociones, ya que a los 2 y a los 3 minutos Lucas Menossi pudo haber abierto el marcador con remates dentro del área, pero desvió una volea y Sebastián Torrico sacó bien al córner el segundo envío.

De todos modos, luego el trámite se emparejó y pasó muy poco hasta el final de la etapa, con excepción de un corte de luz que obligó a la suspensión momentánea del juego durante quince minutos, y a uno de la finalización del período.

El segundo capítulo tuvo toda la intensidad que faltó antes, y volvió a arrancar favorable al local, ya que a los 2 minutos, Torrico le ganó un mano a mano a Diego Morales, quien le había robado el balón al chileno Paulo Díaz en la salida desde el fondo.

A los 7, Díaz volvió a perder la pelota en el fondo, la pelota cruzó hacia el costado derecho del ataque local, Martín Galmarini vio la llegada de Cardozo y el volante central abrió el marcador con un remate preciso que ingresó junto al poste izquierdo.

Era todo del conjunto de Victoria, pero, a los 13, Fernando Belluschi robó una pelota en mitad de cancha, tocó para Blandi y el delantero la picó de manera exquisita sobre el arquero Nelson Ibañez para empatar.

Tan solo dos minutos después, Ibañez le tapó un mano a mano al único delantero de punta de los de Boedo, pero en el rebote quien la pinchó para dar vuelta el marcador fue Merlini, con otra gran definición.

También se dio vuelta el protagonismo en el encuentro, ya que Ibañez le ahogó el grito a Belluschi a los 23 y a los 24 con esforzadas atajadas.
Pero a los 28 Diego Morales habilitó muy bien a Castro, quien definió entre las piernas de Torrico para volver a igualar el resultado.

El entrenador uruguayo Diego Aguirre había enviado a la cancha a Ezequiel Avila, un ingreso que le había dado resultado en la fecha última en la victoria frente a Quilmes, y el futbolista envió un centro desde la derecha para que Merlini, ingresando en soledad por el punto del penal, le devolviera la ventaja a San Lorenzo de cabeza a los 36.

El final estuvo cargado de polémicas desde los 42, cuando el árbitro Germán Delfino sancionó una mano en el área de Díaz que pareció ser absolutamente casual.
Un minuto después, Luna puso el 3-3 parcial con un remate a la izquierda de Torrico, que se tiró hacia el otro lado.

Y ya en el primer minuto de descuento, Galmarini escapó por derecha y envió un centro para que Miérez le diera la victoria a Tigre con un cabezazo, pero ese gol terminó de enfurecer al plantel visitante, ya que el goleador estaba en posición ilícita.

San Lorenzo quedó cuarto en el torneo a seis puntos del líder Boca Juniors y en la próxima fecha recibirá a Sarmiento, mientras Tigre visitará al Racing Club. 

Fuente: 
DyN