Viernes, 7 Abril, 2017 - 12:26

A 35 años de Malvinas
Soldado inglés le devolvió placa identificatoria a un argentino al que creía muerto en combate

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Un oficial del Ejército, que luchó en la guerra de las Islas Malvinas, recuperó 35 años después su placa identificatoria perdida en combate, que estaba en poder de un soldado inglés que lo creía muerto y buscaba a su familia para dársela.

La emotiva historia se conoció en los últimos días, luego de que el coronel Enrique Magnaghi, hoy de 66 años, recobró la medalla que se le salió de su cuello cuando en 1982, durante la guerra en el archipiélago del Atlántico Sur, fuera derribado el helicóptero que piloteaba.

A Magnaghi le volvió a sus manos la medalla gracias a que un oficial de la Armada argentina que integró el año pasado una misión de paz de cascos azules en Chipre, conoció a un militar británico.

Según informó el Ministerio de Defensa, el soldado inglés halló en 1991 la placa del combatiente argentino durante un reconocimiento de terreno que debió realizar en las Islas Malvinas.

Todo comenzó a hilarse el año pasado, cuando el capitán de fragata de la Armada Leonardo Maugere cumplía sus funciones en el área de comunicaciones del contingente de cascos azules en Chipre, donde la Argentina integra la misión de paz en la isla del Mediterráneo junto a otros países, entre ellos Gran Bretaña.

Allí, Maugere conoció al oficial mayor inglés Jim Greaves, quien le contó que en 1991, cuando fue destinado para realizar un reconocimiento de terreno en Malvinas, encontró la placa de identificación de un militar llamado Enrique Magnaghi, a quien creyó muerto, y que conservó con la idea de algún día poder encontrar sus familiares.

El militar argentino dueño de la placa era un teniente primero y piloto del helicóptero Súper Puma durante la guerra de 1982 y fue derribado por un avión inglés Sea Harrier cuando volaba a baja altura.

En ese momento pretendió realizar una maniobra de aterrizaje, lo que derivó en el incendio de la cabina del helicóptero en que se encontraba a una milla de la costa malvinera.

"No me morí por los disparos ni por los golpes, pero pude morir quemado. Fue fuerte todo lo que pasó como para pensar en la placa de identificación", relató Magnaghi, veterano de guerra y actual coronel.

Magnaghi recibió una llamada desde Chipre del capitán Maugere, quien directamente le preguntó el número de matrícula con el objeto de comprobar si la placa coincidía con la suya.

"Fue un momento fuerte, igual que cuando recibí una foto de la placa de identificación" , recordó el ex combatiente.

Lo primero que quiso saber fue por qué motivo el militar inglés conservó su placa de identificación durante más de 20 años.

"La tuve por todos los lugares que recorrí esperando encontrarlo, no a usted sino a algún familiar suyo porque creí que usted estaba muerto", le respondió Greaves.

Magnaghi llegó a Malvinas el 7 de abril de 1982 con 31 años, integrando una compañía compuesta por cinco helicópteros Puma y dos Chinook de la aviación de Ejército, cuya misión eran hacer vuelos de rescate, de reconocimiento y de transporte.

Fuente: 
Diarios y Noticias