Martes, 14 Enero, 2014 - 11:10

Sobreseen a un acusado por robo: No apareció la víctima, ni testigos y tampoco le hallaron lo supuestamente robado

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
 
La Cámara del Crimen sobreseyó a un acusado de intento de robo a una mujer que nunca fue identificada y, además, no hubo testigos del hecho ni se le hallaron pertenencias supuestamente robadas a la víctima.
 
El caso sólo se construyó a partir de los relatos de un policía, que –según el fallo- “no son suficientes como para contrarrestar válidamente la negativa del imputado”.
 
La causa se inició cuando el policía “estaba almorzando en el metrobar de la estación Pueyrredón de la línea B de subterráneos, cuando escuchó los gritos de una mujer que decía ‘no, no, ay, no, no’ y que al voltear su mirada, observó a unos 15 metros aproximadamente a una mujer parada cerca de la escalera con salida a las avenidas Corrientes y Pueyrredón”. 
 
Según la descripción del policía, la mujer “era abrazada por la espalda por quien luego resultó detenido”, y “tenía su pecho apoyado contra la espalda de la víctima, la sostenía con su brazo cruzado por delante -de la axila al hombro de ésta- y al mismo tiempo la palpaba con la mano izquierda en la zona media del cuerpo, en el abdomen y en la cadera”.
 
El imputado, identificado como Roberto Carlos Brandán, negó los cargos y desmintió al policía, y en ese contexto los camaristas Mirta López González y Gustavo Bruzzone consideraron que “los elementos reunidos hasta el presente no sustentan la hipótesis ilícita que describe el auto de mérito ni, por tanto, la atribución de responsabilidad realizada”.
 
“No se individualizó en el momento a la damnificada. Ni se agregaron constancias de una denuncia que pudiera corresponder al caso, realizada con posterioridad. Tampoco se identificó a quienes, junto con el policía, persiguieron y detuvieron al imputado; no se cuenta con registros fílmicos del interior de la estación, porque al tiempo de solicitárselos había terminado el lapso de su almacenamiento; no se han recabado testigos directos del hecho. A Brandán no se le secuestró ningún elemento que pudiera relacionarse con el suceso”, evaluaron los jueces.
 
El tribunal resolvió “sobreseer a Roberto Carlos Brandán, con la mención de que la formación de este sumario en nada afecta el buen nombre y honor de que gozare”. 
Fuente: 
DyN