Sábado, 26 Marzo, 2016 - 10:56

Se realizó el Vía Crucis Ciudadano en Sáenz Peña

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El viernes Santo la comunidad católica participó del Vía Crucis Ciudadano que se realiza todos los años para recordar la pasión y Muerte de Jesús.  La caminata llevando la cruz y recordando el paso de Jesús por el calvario partió de la catedral San Roque y llegó hasta la rotonda de las rutas 16 y 95.

Una multitud de fieles acompañó este Vía Crucis, numerosos jóvenes,  personas mayores, representantes de comercios e instituciones que se turnaron para llevar la cruz, la cual luego fue emplazada en la rotonda de acceso a la ciudad.  Estuvo presente el intendente de la ciudad Gerardo Cipolini, acompañado de algunos de sus funcionarios y concejales.

La extensa caminata partió de la  Catedral San Roque, a lo la largo del  recorrido  cantaron, oraciones y de las intenciones de cada uno.

El mensaje del Obispo estuvo relacionado con la Cruz señalando que “el mundo sigue girando, las cosas siguen pasando, los hombre pasamos pero lo único  que queda en pie es la Cruz de nuestro señor Jesucristo”.

Dijo que el amor misericordioso de  Dios llegó al extremo de entregarse  al más duro de los tormentos que se conocían en la antigüedad. “Esa cruz nos muestra el amor infinito de  Dios y la maldad de los pecados  por los que se  entregó Cristo en esa muerte tan cruenta y se entregó por todos los hombres de todos los tiempos”, dijo el obispo de Sáenz Peña en su mensaje.

El  Obispo Bárbaro sostuvo que Jesús “nos habla desde la Cruz y se entregó por cada uno de nosotros y nos pregunta si vamos a seguir  con la misma vida o asumís la vida nueva que  te la di en la Cruz, y esa vida nueva es tiene que ver en tener amor en lugar de rencor, en lugar de egoísmo, entrega generosa a los demás”.

A lo largo de la caminata se reflexionó sobre las obras de misericordia,  el Obispo en su mensaje de Viernes Santo pidió que “en vez de la esclavitud, de las pasiones usemos de nuestra libertad para liberarnos de todas esas pasiones y de todo lo que nos aleja de Dios, en vez de tantos  desordenes del pecado,  la alegría y la paz”, pidió monseñor Bárbaro que “experimentemos  que  Dios nos quiere, nos abraza, nos perdona ,que Dios no reviste con la abundancia de su gracia”.

EL CAMINO QUE LLEVA A LA CRUZ

Por otro lado, se refirió también al camino que lleva a Dios y “elegir cual seguir, si el del  esfuerzo y sacrificio o aquel que nos aleja de Dios y nos corrompe, ese abandono  a la pasiones donde no se encuentra la felicidad verdadera porque esa felicidad  solo la puede dar  Dios, la felicidad verdadera y la salvación eterna”.  Señaló que desde la Cruz y con  los brazos abiertos Cristo parece decir “te abrí  el camino de la verdadera felicidad el camino que conduce al cielo, recorrelo, viví  la verdadera vida, se feliz ahora y después para toda la eternidad”, pidió Monseñor Bárbaro, al recordar que “la Cruz sigue de pie y ese mundo que necesita de nuestro testimonio de cristianos para que muchos sepan que Jesús ha muerto en la Cruz  por ellos que nos ha conseguido la gracia infinita de Dios y se aplica  a cada uno de nosotros, que nos quiere felices, santos y nos quiere en el cielo  para toda la eternidad, Dios cuenta con nuestro testimonio y con nuestra palabra, tenemos que hablar no podemos callar decían los  apóstoles después de ser azoados y tampoco nosotros podemos callar la felicidad que tenemos de estar siguiendo al crucificado y de  experimentar la alegría de nuestra fe demuestra  esperanza de nuestro amor a Dios y de nuestro  amor a los demás”.

Por último, hizo referencia a  una frase del Papa Francisco que  invitaba a aprender de la Cátedra de la Cruz, “estamos aprendiendo de cátedra de la cruz en este  viernes Santo”, dijo monseñor, quien deseó felices pascuas a todos los presentes y animó a los fieles a seguir el ejemplo de la Virgen y de Jesús.