Jueves, 23 Enero, 2014 - 08:30

San Lorenzo le ganó a San Martín de San Juan sobre el final con un tiro libre

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El juvenil mediocampista Leandro Navarro, de tiro libre, le dio esta noche sobre la hora el triunfo por 1-0 al San Lorenzo de Almagro de Edgardo Bauza ante San Martín de San Juan en un partido amistoso que se desarrolló en el Estadio del Bicentenario de esa provincia cuyana.
En el minuto 46 del segundo capítulo, Navarro ejecutó con pierna derecha y comba un tiro libre desde la izquierda del ataque azulgrana y el envíó sorprendió en el poste más próximo a Luis Ardente, un arquero que hasta entonces había trabajado poco, pero había respondido con idoneidad.
Ese 1-0 le resultó suficiente a San Lorenzo para imponerse y levantar la Copa Ciudad de San Juan sin necesidad de recurrir a un desempate desde el punto del penal, cuando parecía que esa iba a ser la vía necesaria para el desnivel. 
 
Ya desde antes de salir a la cancha se sabía que el San Lorenzo del Patón iba a tener características distintas a las que se observaron durante la gestión de Juan Antonio Pizzi.
El 4-2-3-1 del campeón del Torneo Final 2013 tiende a transformarse en un 4-4-2 desde el mismo nacimiento del ciclo que encabeza el nacido en Granadero Baigorría.
Mientras intenta afirmar esa mutación, a San Lorenzo se lo vio menos creativo, pero más profundo. También se advirtió que el conjunto del Bajo Flores quedó más descompensado y expuesto en defensa.
 
Al principio fueron muy positivas las proyecciones de Julio Buffarini por la derecha y desde esa zona surgieron algunas escenas interesantes.
 
A los 10, Buffarini envió un centro profundo para Nicolás Blandi y el debutante artillero cabeceó de un modo contundente, pero fue espléndida la reacción de Ardente, arrojándose hacia su derecha.
 
A los 28, Buffarini se proyectó una vez más por su sector y habilitó por el medio del área a Ignacio Piatti, pero el talentoso futbolista no consiguió dominar el esférico de la mejor manera y desaprovechó la escena.
 
Pero a los 16 había sido sorprendido por primera vez el elenco de Boedo, dado que se produjo un contraataque lacerante de los sanjuaninos y Sebastión Torrico le ganó el mano a mano a Pablo López, quien había prevalecido en velocidad y estaba en una situación por demás ventajosa.
 
En esa etapa inicial hubo un penal no cobrado por Mauro Giannini en perjuicio de San Lorenzo, puesto que Francisco Mattia le aplicó un fuerte empujón en la espalda a Santiago Gentiletti cuando el azulgrana iba a saltar para cabecear frente a la valla.
 
En el segundo período, pronto, a los 6 minutos, Blandi dio otra muestra de su peligrosidad porque se movió en el área desde el centro hacia la derecha y cuando le salió Ardente tocó hacia el medio, pero no apareció ningún compañero para terminar la maniobra.
 
A los 8 San Lorenzo se quedó sin el emblemático Atilio Romagnoli por una molestia en la rodilla izquierda y lo sustituyó Juan Ignacio Cavallaro.
 
A los 16 el que tuvo la chance de desnivelar fue el local, dado que Leandro González remató a la carrera desde fuera del área grande y la pelota explotó en el poste izquierdo de Torrico.
Sobre la media hora el que casi convirtió fue el conjunto porteño, porque hubo un taco exquisito y exacto de Navarro para Cavallaro y el ex Unión de Santa Fe le dio vida a una diagonal acertada de izquierda hacia el centro que culminó con un disparo cruzado que pegó en el horizontal. Inmediatamente a continuación, Blandi necesitó dos tiempos para acomodarse y lo bloquearon cuando quiso resolver.
 
Cuando se acababa el tiempo regular, surgió una nueva réplica del anfitrión y José Vizcarra la desaprovechó porque Torrico salió muy rápido y oportuno para atorarlo con la pierna derecha.
Parecía que todo se iba a tener que resolverse desde la corta distancia, pero el pie preciso de Navarro anticipó el desenlace y le dio la primera victoria al ciclo de Bauza en San Lorenzo. 
 
Fuente: 
Diarios y Noticias