Domingo, 8 Noviembre, 2015 - 20:29

Rosario Central se lo dio vuelta a Boca y lo derrotó por 3-1 en Arroyito

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Rosario Central encontró esta tarde en el "Gigante de Arroyito" el desahogo para tanta bronca acumulada en la semana tras el escandalosa final de la Copa Argentina, y superó a Boca Juniors por 3 a 1, tras ir abajo en el marcador durante un buen tramo del partido.

Andrés Chávez, a los 9 minutos, puso en ventaja a Boca, pero en el período complemento gracias a los goles de César Delgado, José Luis Fernández y Marcelo Larrondo, a los 18, 35 y 48 minutos, respectivamente, Central dio vuelta el marcador y se llevó la victoria, que tampoco le alcanzó para el subcampeonato, del que se adueñó San Lorenzo.

El partido estuvo enmarcado en un contexto dominado, al menos en el arranque, por la tensión y la bronca. La pelota comenzó a rodar siete minutos tarde porque la hinchada de Central se negaba a sacar dos banderas contra la AFA, y, ya con el partido en juego, un hincha del conjunto rosarino ingresó al campo de juego para agredir a Rodolfo Arruabarrena.

Todo lo que se vivió en las tribunas le jugó en contra a Central durante gran parte del partido. Lejos de mostrar el fútbol atildado de todo el campeonato, el equipo de Eduardo Coudet jugó nervioso y utilizó el pelotazo para llegar.

Boca supo aprovechar esa situación, y se adelantó en el marcador con el gol de Chávez (buena jugada iniciada por Nicolás Colazo que continuó Sebastián Palacios), y después se paró para jugar de contraataque.

Cuando parecía que Boca volvería a ganarle la partida a Central, los rosarinos, a partir del determinante ingreso de César Delgado, quien no sólo consiguió el primer tanto, sino que le causó grandes problemas a los centrales de la visita.

El empate agrandó a Central, y derribó a Boca. Esa situación se vio reflejada en los últimos dos goles: fallas defensivas en la visita, y buenas definiciones de los delanteros.

El 3-1 final sirvió mucho a la gente de Central, que dejó de lado la bronca, festejó, y, sobre todo, reconoció el esfuerzo hecho por sus jugadores. 

Los goles: 

 

 

 

Fuente: 
NA