Martes, 9 Junio, 2020 - 14:19

Romero aseguró que la ordenanza del impuestazo “se encuentra vigente” y “el procedimiento fue correcto”

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El presidente del Concejo de Resistencia, Agustín Romero, se refirió a la polémica ordenanza que aumentó los tributos municipales, luego de que un fallo judicial frenara su aplicación.
 
Tras una presentación del concejal Fabricio Bolatti, del Frente Chaqueño, atacando la ordenanza cuestionada, la justicia hizo lugar a una medida cautelar suspender su aplicación mientras define la cuestión de fondo, que es si se trata de una norma inconstitucional o no.
 
El que se refirió a la situación ahora fue el presidente del Concejo, Agustín Romero, quien aseguró que “aún no nos fue notificado ningún fallo” y manifestó que por eso “solo podemos hacer referencia a lo expresado por diferentes actores”.
 
En ese contexto aseguró que “ante las variadas y confusas versiones publicadas, debemos dejar en claro que la Ordenanza N°13258 se encuentra vigente y el procedimiento fue correcto”.
 
Romero manifestó que “ante un pronunciamiento de estas características, nos encontraríamos sin presupuesto y que el aplicar una Ordenanza anterior, con todas las desventajas que esto acarrea transcurrida la mitad del periodo de vigencia de la misma, tornaría imposible el cumplimiento de servicios que este mismo Concejo declaró esenciales en el marco de la emergencia sanitaria por el avance de la pandemia Covid-19”.
 
“En esta situación de pandemia y epidemia, el funcionamiento del sistema de la cuidad es más importante que nunca. La quita de fondos dejaría al Municipio desprovisto para cumplir con sus obligaciones”, agregó.
 
“Reiteramos, tanto los proyectos de Presupuesto como de Tributaria y General Impositiva, se encuentran relacionados, y cualquier medida sobre esta última impacta sobre las previsiones de la primera”, explicó el presidente del Concejo.
 
Ante todo esto, Romero aprovechó para disparar contra Bolatti aunque sin nombrarlo, recordando que el concejal en un primer momento votó a favor de la norma pero luego pidió derogarla. “Salir ahora a cuestionar la ordenanza, habiendo votado a favor de la misma, creemos que no es el camino correcto”, dijo y añadió: “Queremos dejar en claro que en todo momento se encontró y se encuentran abiertos los canales de diálogo para lograr consensos”.
 
“Desde un rol personal e institucional el Concejo, en su enorme mayoría, está realizando lo imposible para cuidar a la ciudad, trabajando con mucha responsabilidad en instrumentos jurídicos que permitan la ejecución de políticas públicas que beneficien a todos, a través de acciones directas como la asistencia a nuestros adultos mayores y grupos de riesgo en cada barrio de nuestra ciudad, comprometidos con el cuidado de la salud de nuestro personal y de nosotros mismos, pero a disposición de la ciudadanía que depositó su confianza en cada uno de nosotros”, cerró Romero.
 
EL CAMINO DE LA ORDENANZA SEGÚN ROMERO
 
El presidente del Concejo también hizo una cronología de lo que fue el camino del proyecto de ordenanza hasta convertirse en tal, y recordó que “fue presentada por el Ejecutivo Municipal anterior, a finales del mes de agosto del año 2019, Actuación Simple N° 97222-I-19 y Actuación Simple N° 97674-I-19 respectivamente, en un todo de acuerdo con lo requerido por la Carta Orgánica para la presentación de este tipo de proyectos”.
 
“El Concejo anterior, remitió el proyecto a la Comisión Permanente de Hacienda y Presupuesto, para su estudio. Esta comisión giró despacho, el cual aconsejaba la aprobación del proyecto con modificaciones, y asimismo, acompañaba los planos correspondientes al Anexo III, sin consideraciones”, continuó.
 
Romero relató que “dicho despacho fue tratado por el Concejo, con su actual conformación, en Sesión Ordinaria de fecha 17 de diciembre de 2019, el mismo fue detenidamente estudiado punto por punto en Labor Parlamentaria. Cabe decir que el instrumento fue aprobado por la mayoría requerida por Carta Orgánica, en su artículo 149, es decir, con más de la mitad de los miembros presentes. Y por el tipo de proyecto, no correspondía el procedimiento de la doble lectura (art. 153)”.
 
Por último, destacó que “teniendo en cuenta la prelación normativa del Municipio, nuestra Carta Orgánica al ser posterior y superior al Reglamento Interno del Concejo Deliberantes, es la que debe ser de aplicación, esto queda explicitado en el propio artículo 11 de la misma”.

Notas relacionadas