Jueves, 28 Mayo, 2015 - 18:30

Profanadores de tumbas destrozan panteón en el cementerio de Sáenz Peña

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Un vecino de la ciudad denunció en la Comisaria Cuarta que encontró el panteón de su familia con la puerta violentada y el faltante de varios elementos. 
 
El Cementerio Municipal Juan XXIII de la ciudad termal fue víctima del ataque de desconocidos que, en principio y más allá de los destrozos, sólo robaron placas de bronce y algunos elementos de valor.
 
Al respecto, el director de la necrópolis, Gabino Carballo, explicó que a pesar de haber sido reforzada la guardia del lugar, siempre ingresan vándalos, sobre todo en horas de la madrugada “para hacer sus fechorías” porque el predio no cuenta con la suficiente iluminación. 
 
“A nosotros nos causa desesperación”, reconoció y detalló que “lo que más buscan son placas, herramientas o  materiales u otros elementos que la gente deja, como sillones, o van poniendo cosas para descansar durante la visita en los panteones grandes, y los vándalos vienen a hacer daño y buscan siempre algo para llevarse”. 
 
Carballo sostiene que este tipo de ataques se produce siempre en horas de la madrugada, “porque es el momento en que nosotros estamos con escasez de personal, porque a veces cuando se hace el cambio de guardia disminuye el personal. Los malvivientes aprovechan ese horario porque además saben que hay poca iluminación en el predio, sobre todo en el fondo del cementerio donde no se puede controlar, es decir la gente no puede recorrer el amplio predio del cementerio porque hay una oscuridad inmensa. Esa cuestión el gobierno ya se comprometió a mejorarla para garantizar reocorridas más fluidas por ese sector”.