Jueves, 28 Mayo, 2015 - 09:57

Presión máxima sobre Blatter a un día de la elección presidencial

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El presidente de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), Joseph Blatter, afronta bajo máxima presión la jornada antes de la elección presidencial en la que aspira a un quinto mandato.

Esto es después del escándalo de corrupción que sacudió al organismo el miércoles.
 
La prensa mundial dedicó una amplia cobertura este jueves a la enésima crisis de credibilidad de la organización, a menudo con críticas a Blatter, mientras los patrocinadores también han mostrado su preocupación y siguen de cerca el desarrollo de los acontecimientos.
 
“¡Vete!”, titula el diario alemán Bild con una foto de ’Sepp’ Blatter. “No se le puede reprochar nada personalmente, ¿pero está encubriendo a una asociación criminal que como contrapartida le mantiene en el poder?”, se pregunta.
 
En la prensa inglesa se hacen otra pregunta: “¿Cómo puede sobrevivir Blatter?”, mientras que en Italia, La Gazzetta dello Sport sentencia que “El sistema Blatter tiembla” y en Francia el diario Liberation habla de “FIFA Nostra”, reproduciendo la estética de la saga sobre la mafia El Padrino.
 
La presencia de Blatter, en el centro de todas las miradas, estaba inicialmente anunciada para la segunda jornada del Congreso Médico de la FIFA que se celebra en Zúrich, pero finalmente excusó su participación en el acto por las “turbulencias” que vive la organización, según explicó el jefe médico de la Federación Internacional, Jiri Dvorak.
 
Entre las reacciones a lo ocurrido fueron especialmente relevantes las de los patrocinadores de FIFA y la Copa del Mundo, como Adidas, Nike, Coca Cola, McDonald’s y Budweiser, que siguen atentos las noticias de Suiza y Estados Unidos.
 
“McDonald’s se toma muy en serio los temas de ética y corrupción”, indicó la compañía líder de comida rápida en un comunicado. “Estamos en contacto con la FIFA sobre este tema. Seguiremos monitoreando la situación de cerca”, subrayaron.
 
Las tarjetas de crédito Visa llegaron incluso a amenazar con romper relaciones, explicando que habían informado a la FIFA sobre una “reevaluación del patrocinio” si no hay cambios, debido a su “profunda decepción y preocupación”.
 
LA UEFA QUIERE APLAZAR LAS ELECCIONES
 
La jornada, en la que se abrirá el 65º Congreso de la FIFA y en la que se espera con expectación el discurso del suizo, incluye una reunión de la Unión Europea de Fútbol (UEFA) en un hotel de Zúrich, donde se analizará el estado de la situación.
 
El miércoles, tras una reunión extraordinaria del Comité Ejecutivo de la UEFA en Varsovia, donde se jugaba la final de la Europa League, se había solicitado un aplazamiento del Congreso y de las elecciones en las que Blatter aspira el viernes a un quinto mandato con un único rival, el príncipe jordano Ali Bin Al Hussein.
 
“Los acontecimientos de hoy son un desastre para la FIFA y dañan la imagen de todo el fútbol (...) y muestran, una vez más, que la corrupción está fuertemente enraizada en la cultura de la FIFA”, dijo el miércoles en Polonia el secretario general de la UEFA, Gianni Infantino, leyendo un duro comunicado de su organismo.
 
Pese a las dudas generadas en un primer momento sobre si el Congreso y las elecciones iban a poder tener lugar en medio de una crisis de tal magnitud, la FIFA quiso despejar pronto las dudas. Pocas horas después de conocerse la operación policial en la que fueron detenidos en Zúrich siete dirigentes del fútbol, subrayó que ello no tenía nada que ver con el Congreso electivo.
 
“Nunca ha estado en nuestra mente posponer el Congreso o las elecciones”, explicó el responsable de comunicación de la FIFA, Walter De Gregorio, en una conferencia de prensa convocada de urgencia en las instalaciones del organismo.
 
Hasta del ámbito político llegaron voces abogando por un aplazamiento, como las de Laurent Fabius, ministro francés de Relaciones Exteriores.
 
VÍSPERA DE ELECCIÓN PRESIDENCIAL
 
Los candidatos presidenciales reaccionaron el miércoles al escándalo. El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, tardó unas horas en hacerlo.
 
“Continuaremos trabajando con las autoridades competentes y nos esforzaremos con vigor, en el interior de la FIFA, para erradicar todo comportamiento inapropiado con el objetivo de recuperar la confianza”, afirmó mediante un comunicado en “un día difícil para el fútbol, los hinchas y la FIFA”.
 
El príncipe jordano Ali Bin al Hussein, rival de Blatter en la elección del viernes, afirmó que estas detenciones representan “un día triste” para el fútbol.
 
“No podemos continuar con la crisis de la FIFA, una crisis que ha estado mucho tiempo presente y no solo por los relevantes eventos de hoy (miércoles)”, declaró en otro comunicado el príncipe jordano.
 
Todo ello con un 65º Congreso en mente en el que los platos fuertes iban a ser la elección presidencial y la petición de la Federación Palestina de fútbol de suspender a su homóloga israelí, pero que se ha visto casi completamente eclipsado por la acción policial anticorrupción, ejecutada por las autoridades suizas a pedido de las estadounidenses.
 
El fútbol latinoamericano, por su parte, intenta todavía salir de la perplejidad por lo ocurrido, ya que de los catorce imputados por Estados Unidos, diez son latinoamericanos, entre ellos cinco de los siete detenidos en Suiza.
Fuente: 
Noticias Argentinas/AFP