Viernes, 31 Marzo, 2017 - 19:28

Preocupación de vecinos por "basural clandestino" en Barranqueras

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Un grupo de vecinos portuarios se reunió con José Giuggia, referente social de Barranqueras y presidente de la Asociación Civil Apadicha, para expresar su preocupación por un basural clandestino en la ciudad.

Los vecinos pidieron que lo acompañe para “verificar un basural que posee el municipio donde depositan toda la basura de la ciudad portuaria, para luego enterrarla como bajan de los camiones basureros”. Todos ellos fueron aportando detalles que expresaron la gravedad del caso.

Gabriel Prada manifestó que el predio seria “clandestino, no autorizado para dicha función por los organismos controladores del medio ambiente”. Describió que el lugar “se encuentra cerca del río Paraná, situado por la avenida San Martín, 150 metros antes de llegar a la autovía Nicolás Avellaneda, donde se entra después de un portón (controlado por algunos empleados que serían del municipio) a unos 600 metros en dirección al río”.

José Milessi explicó que “no puede haber un basural clandestino a orillas del río y pegado a un dique, que en épocas de crecidas la basura podría obstaculizar los motores de las bombas”. “Lo peor es que aguas abajo esta la toma  para agua potable  para toda la población del gran Resistencia”, agregó.

Victor Franco remarcó que “a los 7 metros de altura del río se cierran las compuertas del dique pero a los 6 metros o 6 y medio ya entra a lo que llaman valle de inundación y el basural se encuentra después de la defensa, en zona inundable”.

Giuggia se mostró preocupado por “las enfermedades que puede transmitir la basura enterrada y la contaminación con las grandes lluvia e inundaciones llegarían al río, propagándose virus y bacterias meningitis, leptospirosis”. Sobre esta  enfermedad, de origen bacteriano, remarcó su relación especial con “el contacto con roedores”, que proliferan en esos ambientes.

Señaló la seriedad de los problemas que puede transmitir la basura enterrada. La polución generada “con las grandes lluvias e inundaciones podría llegar al rio, y contaminar el agua que consumen los ciudadanos de la localidad de Barranqueras y el gran Resistencia”, concluyó.