Jueves, 23 Enero, 2014 - 14:38

Pesos, dólar y responsabilidad del Congreso
Por Livio Gutiérrez

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Leyendo un poco sobre legislación monetaria de emergencia y algo de Bidart Campos, atento a los cortes de luz que no me dejaron dormir la siesta, los invito a reflexionar algo respecto al peso de sus bolsillos, el dólar y qué tiene que ver el Congreso en esto.

El peso tiene un precio, un valor: un peso ($ 1) puede equivaler a una manzana o como sucede en Argentina, en términos de valor de otra moneda aquí en nuestro país es el dólar, un medio de cambio.

Ambos, el peso y el dólar, son el tema del día, pero pensemos un poco distinto a lo que hemos leído hoy en diarios y portales; vamos a lo jurídico y económico: al monopolizar el Banco Central el dólar “oficial”, hasta ayer cada uno de ustedes tenía un derecho de crédito por $ 6,90 contra cada dólar que tenía el Central; hoy, después de devaluar el gobierno el 3,5 % el peso cotizando el dólar oficial a $7,15 significa que ustedes han caído en sus derechos creditorios respecto al Central: ahora ya necesitan $ 7,15 de sus bolsillos, $ 0,25 más que ayer contra cada dólar, lo que es pérdida de ustedes significa que el Banco Central ganó en sus reservas muchísimo dinero: con dólar a $ 6,90, de US$ 30.000 millones de reservas o un poco menos, equivale a $ 207.000 millones de reservas. Ahora, a $ 7,15, equivale a $ 214.500 millones en reservas, porque ahora hacen falta casi $ 7.500 millones más que ayer para comprar en pesos las reservas en dólares que posee el Banco Central, o visto de otro modo, se ahorró más de US$ 1000 millones en un día.

Y está bien que un banco central tenga reservas, pero éstas deben constituirse con otros mecanismos, sobre todo derechos de exportación e importación, y las reservas sirven para eso: para balancear y ser fuerte económicamente para las importaciones. Sin embargo en este caso salió del bolsillo de los argentinos individualmente para trasladarse al Estado.

Ahora bien, el valor del bien “peso” ¿no está protegido por la garantía del derecho de propiedad cuando estos movimientos son tan abruptos? Cuando en pocos días se produce una depreciación del 8 % en el valor del peso oficial, ¿no es una seudoexpropiación de su valor? Todos los días mecanismos de este tipo, ¿cómo conspirarán contra quienes necesitan cotización extranjera para comprar insumos? ¿Cómo operará la justicia con los endeudados hipotecarios o prendarios en dólares en los próximos meses? ¿En qué gastará el Estado los 7.500 millones de pesos que “ganó” hoy? ¿Se trasladará esto en incumplimientos de contratos de particulares ya sea en pesos o en dólares durante el año 2014?

Se alteraron las condiciones objetivas de casi todos los contratos de tracto sucesivo y eso es responsabilidad gubernamental. Por eso el peso de la ley contra el “blue” es sólo una cortina de distracción. Aquí queda demostrado que esto opera a favor el gobierno con un cortoplacismo alarmante. De esa forma gasta más de lo que recauda con emisión y esta actividad devaluatoria.

Hay responsabilidades del Congreso conforme al artículo 76 inciso 19, ya que es obligación del Congreso defender el valor de la moneda; es textual: la Constitución dice que corresponde al Congreso “la defensa del valor de la moneda”, ¿o sólo sirven para crear impuestos y no reaccionan ante una devaluación del peso del 25 % en dos meses?

Aclaración: el titular de la UCR chaqueña desarrolló el presente análisis este miércoles, es decir, un día antes de que el dólar oficial superara, en una jornada histórica, los $ 8. Al respecto, señaló a este diario que en el futuro cercano habrá serios problemas con contratos celebrados con anterioridad, con las consecuentes repercusiones en la Justicia.

Para reforzar el texto “anticipatorio” de esta columna, indicó que en términos nominales “liquidar soja a $ 8 supone un evidente mayor ingreso de recursos a partir del mes de marzo”, mientras los sueldos estatales negociarán en paritarias aumentos en torno al 20 %.