Viernes, 14 Enero, 2022 - 19:28

Ola de calor y cuidados en la piel: ¿Por qué es tan importante protegerse del sol?

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Durante la semana, Argentina atravesó una ola de calor que trajo temperaturas de más de 40 grados en varios puntos del país. Esto llevó a que muchas personas tomen recaudos para evitar estar bajo el sol y llevar la situación de la forma más cómoda posible. 
 
Sin embargo, el riesgo de exponerse al sol y los rayos ultravioleta está presente en cualquier época del año, aunque en el verano la emisión de estos rayos es aún mayor por lo que deben reforzarse los cuidados. 
 
La Sociedad Argentina de Dermatología aclaró que este conjunto de radiaciones electromagnéticas del sol “poseen efectos beneficiosos en el ser humano” pero que “pueden tener efectos perjudiciales en la piel”. 
 
Los daños inmediatos incluyen enrojecimientos (quemaduras), pigmentación oscura, bronceado, engrosamiento de la piel. Esto a largo plazo se traduce en envejecimiento cutáneo, disminución de las defensas y hasta la aparición o desarrollo de cáncer de piel. 
 
¿CÓMO DISMNUIR LOS EFECTOS NEGATIVOS DEL SOL? 
 
Muchas de las recomendaciones dadas por la Sociedad de Dermatología son conocidas pero muchas personas continúan sin dimensionar la importancia de cumplirlas. 
 
Siempre que se pueda se debe evitar la exposición al sol entre las 10 de la mañana y las 16. Para esto algo a tener en cuenta es que cuanta menor sombra produce el cuerpo, más intensa es la radiación del sol. 
 
En caso de estar expuesto priorizar la sombra, es decir, buscar árboles o usar sombrillas. Incluso es fundamental mantener los cuidados aún en días nublados ya que las nubes no atenúan la radiación ultravioleta y algunas incluso la aumentan actuando como un espejo. Por este mismo motivo se debe tener especial cuidado con las superficies como agua, arena o cemento y recordar que los rayos UVA atraviesan los vidrios. 
 
Además, recomiendan evitar el uso de camas solares o de bronceado artificial. En cuanto a vestimentas cubrir la mayor parte de piel con camisas mangas largas y pantalones, sumar a esto el uso de sombreros de ala ancha y anteojos de sol. 
 
PROTECTOR SOLAR
 
La fundamental importancia del uso de protector solar está comprobada por su eficacia en cuanto a la prevención de efectos indeseados de la radiación. 
 
Se debe usar en mayores de 6 meses y durante todo el año. Se recomiendan protectores solares con factor de protección solar (FPS) igual o mayor a 30 que marca cuánto más tardará el enrojecimiento en la piel. Es decir, con un protector solar de FPS 30 la piel tardará 30 veces más en enrojecerse. 
 
También preferir de entre las opciones un protector solar de amplio espectro que proteja contra los rayos ultravioleta A (UVA) y B (UVB). 
 
La aplicación debe ser generosa y unos 30 minutos antes de la exposición solar, cubrir rostro, orejas, cuello, dorso de manos, pies, labios y cuero cabelludo de ser necesario. Se debe reaplicar cada dos horas y después de sumergirse en el agua o sudar.