Martes, 28 Enero, 2014 - 19:54

Ogara pidió a funcionarios provinciales que dejen de buscar culpables de su propia ineficiencia

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La concejal de la Alianza, Alicia Ogara, pidió al Gobierno Provincial un gesto de madurez y que “de una vez por todas asuma sus responsabilidades y las consecuencias de su ineficiencia” tras la tragedia que le costó la vida a una menor de 11 años en el barrio UPCP que se electrocutó al tocar un poste de luz que los mismos vecinos en reiteradas oportunidades habían pedido a Secheep que repare.
 
Ogara recordó que el mantenimiento del alumbrado público, no sólo en el ámbito de Resistencia sino en todas las localidades de la provincia, "es responsabilidad de Secheep desde hace más de 15 años, que es la que cobra un cargo fijo de un 10,74 por ciento en la boleta que abona el usuario, y que debería destinarlo al mantenimiento que en este trágico hecho queda en evidencia que no cumple y resulta que ahora intenta sacarse la mochila de encima culpando de su inoperancia a la comuna, o peor aùn a los vecinos que no se reunen en consorcios”.
 
La edil se lamentó que esta conducta de colocarse en posición de víctima se haya vuelto usual en los diferentes estamentos del Gobierno provincial “se sitúan en un lugar desde el cual no son responsables de lo que le ocurre, buscan culpables en algún lugar ajeno a ellos. No aceptan el compromiso de Gobernar que tienen. Nosotros como municipio nos hacemos cargo de lo que nos concierne y lo mismo debe hacer el Gobierno” reflexionó.
 
Ogara recordó que "en el Gobierno del ingeniero Rafael González, el Municipio y el Gobierno acordaron que la responsabilidad del alumbrado público es de la PROVINCIA. De allí en más, y por ley, le cobran el 10,74 por ciento por ese servicio y Resistencia dejó de cobrar a los vecinos por el servicio de alumbrado, porque lo cobra la Provincia. Esta es la ùnica verdad y cualquier otro discurso es una mentira sistemática."
 
"Pero lo peor - aseguró - es la intención de los funcionarios del Estado provincial de adjudicar responsabilidad a los vecinos a través de los consorcios de los barrios, cuando éstos nunca se conformaron por falta de controles y organización del mismo Gobierno, único órgano de contralor de este tipo de organizaciones.
 
Ogara planteó que “acá no se asumen siquiera las responsabilidades políticas y sus consecuencias. Deberían ser más serios y haber hecho una verdadera autocrítica del rol de todas las políticas que emprenden, porque la desidia está costando vidas humanas y en vez de realizar correcciones solamente se permiten buscar culpas ajenas”.
 
"Hubiera sido mejor el silencio que tratar de deslindar responsabilidades o trasladarle a la sociedad sus obligaciones. Si no visualizan el problema se hace difícil avanzar en soluciones" insistió.