Sábado, 1 Abril, 2017 - 21:03

Manotazos para mejorar el humor social
Por Gabriel Profiti

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El Gobierno comenzó a echar mano en los últimos días a herramientas destinadas a estimular el consumo, en medio de noticias todavía desalentadoras de la actividad económica y en la antesala del primer paro nacional en su contra.
 
Tal como se esperaba, relanzó los programas de cuotas sin interés "Ahora 3" o "Ahora 6" para calzado, ropa y marroquinería de fabricación nacional y prorrogó los planes de 12 y 18 cuotas con tasas de financiación bajas para esos y otros sectores.
 
También, el Banco Central dispuso la fijación de un tope máximo a las tasas de intercambio o comisiones que los bancos emisores de tarjetas de crédito o débito cobran a los comercios por cada transacción.
 
El consumo había quedado herido de muerte con el programa "Precios Transparentes", destinado sin éxito a diferenciar los precios de contado de los planes en cuotas. Ese plan también fue flexibilizado para darle nuevos bríos.
 
El nuevo esquema busca apuntalar al sector fabril más golpeado de la industria -textil y calzado- por el nuevo modelo económico, a la espera de que el cierre de las paritarias por sector estimule decididamente a los consumidores.
 
La actividad industrial cayó un 6% en febrero respecto al mismo mes del año pasado y la construcción se contrajo en ese período un 3,4%, informó el jueves el Indec.
 
En ese contexto, el lunes el Presidente firmará un acuerdo con sindicalistas y empresarios de la construcción, similar al que ya rubricó con los petroleros de Vaca Muerta y el sector automotriz.
 
Del acto participarán dos referentes del grupo que durante años fue conocido como los "independientes" de la CGT, el líder de la UOCRA, Gerardo Martínez y el jefe del sindicato de Obras Sanitarias, José Luis Lingeri.
 
La fecha no es inocente: será en la semana previa al primer paro general contra el Gobierno de Macri previsto para el jueves y forma parte de los intentos oficiales para que la huelga sea lo más insonora e indolora posible.
 
Uno de los puntos del entendimiento trajinado por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio es el del ausentismo, que en el caso de la construcción trepa al 12% de la masa laboral.
 
El presentismo es el factor espinoso que María Eugenia Vidal introdujo en los últimos días a la negociación con los gremios docentes, a quienes acusa de kirchneristas.
 
La gobernadora aprovechó el viernes un acto junto a Mauricio Macri para volver a convertir la disputa en cruzada: "No les puedo garantizar que este debate de fondo, profundo, va a salir bien pero vamos a hacer lo que corresponda no lo que nos convenga y en ese debate vamos a dejar todo", arengó.
 
Mientras tanto, se espera una nueva convocatoria para esta semana a los dirigentes docentes. Si las partes no se acercan, el aumento sería otorgado por decreto. .
 
Clima electoral .
 
El acto con jubilados de San Isidro tuvo la estética de campaña, con un escenario en 360 grados al que Macri ingresó desde un costado, convocado por Vidal y mientras sonaba "Somos Uno" de Axel, cantado por Abel Pintos. Para el final, el presidente bailó al ritmo de Antonio Ríos.
 
El esquema había sido cabecera de Macri para las elecciones de 2015 y, si bien también fue utilizado en otros actos con jubilados y jóvenes en el año y medio que lleva de mandato, el clima electoral se va instalando.
 
En ese contexto, la ruleta de las candidaturas funciona a pleno y la primera bolilla que caerá será la de Elisa Carrió. La jefa de la Coalición Cívica tiene tiempo hasta el cierre del padrón provisorio -25 de abril- para hacer el cambio de domicilio en caso de querer ser candidata en la provincia de Buenos Aires.
 
Como alternativa recobró fuerza la figura del ministro de Educación, Esteban Bullrich, aunque su irrupción depende en parte de las derivaciones del conflicto docente.
 
La diputada chaqueña podría competir en la Ciudad de Buenos Aires, donde es tentada por Horacio Rodríguez Larreta para eclipsar a Martín Lousteau, su principal rival de cara a 2019.
 
Si Carrió se presenta en la Ciudad, seguramente el embajador en Estados Unidos postergará sus intenciones de jugar fuerte en territorio porteño hasta la próxima elección.
 
Otro que espera esa definición es Felipe Solá. El exgobernador bonaerense dijo en charlas privadas que si Carrió compite por una candidatura a diputada en la Ciudad le gustaría enfrentarla.
 
Solá forma parte del Frente Renovador, pero coquetea con un armado del peronismo tradicional en territorio porteño, en el que también abreva el ex jefe de Gabinete kirchnerista Alberto Fernández, ya en la puerta de salida del massismo.
 
A Felipe también lo tantea su ex ministro de Gobierno Florencio Randazzo, mientras alienta una candidatura propia en Buenos Aires. Tienen puentes directos: la esposa de Solá, María Elena es hermana de Guillermo Chaves, uno de los hombres de confianza del ex ministro del Interior y Transporte.
 
Mientras, el Gobierno sigue buscando polarizar con Cristina Kirchner, en un juego que según las últimas encuestas genera mutuos beneficios, en detrimento de Sergio Massa.
 
Dio mayores argumentos al oficialismo en esa estrategia el bloqueo del parlamento venezolano por parte de una justicia complaciente con Nicolás Maduro porque reactivó comparaciones entre el chavismo y el kirchnerismo.
 
Finalmente, el Tribunal Superior de Justicia de ese país reculó en medio de un escándalo internacional y puso paños fríos a una crisis que igualmente mantiene en alerta a la región.
Fuente: 
Noticias argentinas