Jueves, 23 Septiembre, 2021 - 17:13

Macri se mostró a favor del Mundial cada dos años y pidió un cambio en la regla del offside

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Esta semana se está celebrando la World Football Summit, un encuentro del que participan organizaciones y empresas vinculadas a la industria del fútbol. Uno de los protagonistas de la jornada de este jueves fue Mauricio Macri, ex presidente de la República Argentina, que desde 2020 está al frente de la Fundación FIFA.

De manera virtual, Macri aprovechó sus minutos para destacar el trabajo que ha realizado el organismo durante la pandemia del coronavirus, pese a que la actividad se detuvo por completo durante algunos meses en todo el planeta. En este sentido destacó los esfuerzos que se realizaron para sumar el cambio climático a la agenda del fútbol: “Ha sido un reto hacer frente al COVID y a sus dificultades. Buscamos promover la enseñanza a partir del fútbol para concienciar a la sociedad en torno a cuestiones medioambientales como el cambio climático. Con el Mundial de Qatar hemos trabajado para contribuir con los Acuerdos de París en sostenibilidad, eficiencia y bajas emisiones. Usamos de la mejor forma posible el poder del fútbol”.

En enero de 2020 Macri fue nombrado como presidente ejecutivo de la Fundación FIFA, un organismo creado en 2018 y que se encarga de incentivar un cambio social positivo y de reconstruir infraestructuras deportivas dañadas alrededor del mundo.

En su discurso en la World Football Summit, el ex mandatario se mostró sumamente preocupado por la diferencia que existe entre los clubes poderosos de Europa y de Sudamérica e incentivó a los dirigentes a trabajar para buscar que esa brecha se achique, aunque reconoció que no es una labor sencilla y que no depende de la FIFA ni de sus asociaciones miembro: “Hay muchos desafíos en el fútbol sudamericano, pero hay uno difícil de resolver, inherente al poder económico del país. Con mayor potencia económica se consiguen sponsors más potentes, aficionados pueden pagar más. Da más posibilidades a este deporte”.

En este punto, explicó que la clave es imitar algunas de las medidas que se han llevado adelante en el Viejo Continente, como el desembarco de sociedades anónimas, algo que ocurre en ligas como la Premier League, la Ligue 1, la Serie A y La Liga de España, entre otras. “Para mejorar el fútbol sudamericano tenemos que fijarnos de Europa. La pasión por el fútbol no la despierta ni la política y lo digo yo porque he estado en ambos lados. Las correcciones y controles de Europa garantizan un proceso virtuoso de mejora. En Latinoamérica se está muy retrasado porque aún se desconoce el funcionamiento de las S. A. D. Sabiendo los problemas que tuvo Europa, podríamos aprender y dar el siguiente paso, pero hay países en los que no se ha abierto debate y la distancia entre ambos continentes cada vez aumenta más”.


Gianni Infantino, Mauricio Macri y el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez (FIFA)

Macri no escapó a las dos grandes discusiones que acaparan a la FIFA por estos meses. Una de ellas es debido a la idea de que el Mundial se celebre cada dos años. Sobre este punto, se mostró firme: “Habría que buscar un calendario para que compitan más entre los continentes. La propuesta de Infantino (presidente de la FIFA) del Mundial cada dos años es muy audaz. Además, cuatro años parece una eternidad para esperar una nueva cita mundial. Me genera una enorme ilusión y aumenta las posibilidades de que mi país tenga otra vez un Mundial”.

La UEFA ya se ha mostrado públicamente en contra de este proyecto y en un comunicado emitido este jueves se manifestó “decepcionada” por la campaña que la FIFA ha iniciado: “Se necesita una consulta adecuada, en lugar de anuncios en los medios de comunicación, sobre el impacto y las consecuencias de una posible medida tan radical”, señala el escrito. A su vez, la Conmebol calificó el proyecto como “altamente inviable” y señaló que “no existe una justificación deportiva” para llevarlo adelante.

El presidente ejecutivo de la Fundación FIFA también aplaudió a Infantino por haber logrado que a partir de 2026 el Mundial tenga 48 equipos, en lugar de 32: “Esto va a mejorar la experiencia de los pequeños al luchar con los grandes. La doble experiencia en Estados Unidos va a ser espectacular y vamos a aprender mucho con ello. Esto genera integración y construye puentes. Además, la forma de que los equipos mejoren es compitiendo con equipos de mayor nivel”.

El otro gran debate está ligado a la inclusión del VAR en el fútbol y las polémicas por los fuera de juego milimétricos. Macri apoyó la aparición de la tecnología en el deporte: “Hay menos injusticias que antes, aunque haya errores humanos, el trabajo de todo un año no se pierde por un gol que no te dan aunque haya entrado”. Sin embargo reconoció que debido a esta herramienta debería haber un cambio en el reglamento. “Es el momento de dar ventaja al que ataca. Si hay una parte del cuerpo en línea con el defensor, se habilita. El fuera de juego de orejas, hombros, se acabará. Esto aumenta mucho los goles, se generan otros climas en el estadio. Los partidos que más disfruté como presidente fueron en los que perdía, pero había goles”.

Por otro lado, Macri se mostró intranquilo por cómo los jugadores abandonan sus países a temprana edad para seguir sus carreras en Europa, algo que, según él, es complejo de detener pero se puede apuntar a una solución parcial modificando algunos estamentos: “Queremos promover el talento y trabajar con el sistema transparente de transferencias dando un porcentaje a los formadores de talentos originales. No puede ser que un agente se lleve un 10% y solo un 1% quien dedicó tiempo, amor y esfuerzo a la formación de talento”.

En la actualidad, la FIFA reconoce los derechos de formación y ha creado un mecanismo de solidaridad que le permite a los clubes que formaron a algún futbolista hasta los 12 años cobrar un porcentaje ínfimo de alguna futura venta. Con sus palabras, el ex mandatario argentino dio a entender que ese porcentaje debería ser aún mayor.

Fuente: 
Infobae