Martes, 21 Enero, 2014 - 23:19

Primicia de Diario Chaco
A los 90 años falleció el escribano Héctor Serra, “el hombre de las mil propiedades”

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El deceso se produjo durante la tarde de este martes en su domicilio de la calle López y Planes de la ciudad de Resistencia, donde aún permanecían sus restos hasta que se agenciaran las medidas de rigor. Dado que sus "recaídas" siempre habían resultado en posteriores recuperaciones, las horas previas sus allegados se limitaron a señalar que el Escribano se encontraba indispuesto por problemas de salud. Ignoraban que se acercaba el desenlace de su extensa vida.

Junto a la tradicional mansión en la que vivía, a su vez lindera con el edificio del Superior Tribunal de Justicia de la provincia, Héctor José Serra tenía desde hacía años la escribanía que administraba personalmente llevando buena parte de la contabilidad y los detalles de sus operaciones en un “cuadernito”, reacio a la incorporación de nuevas tecnologías.

Su frágil salud lo obligó durante 2013 a realizar sendos tratamientos en el Extranjero. No obstante, mantenía el control de su negocio con plena lucidez e incluso se permitía bromear, hasta hace pocos días, sobre la importancia de que “la cabeza funcione aunque el cuerpo no acompañe”.

Nacido en los años 20 del siglo pasado, recordaba claramente una conversación que había mantenido con el escritor Jorge Luis Borges, ya afectado por la ceguera, en la que aquél le había confesado que su condición de no vidente era un remanso frente al terror que le causaba la idea de la sordera, una dolencia que consideraba una condena de aislamiento.

Durante sus últimos días Serra aún se mostraba convencido de que lo que lo mantenía vivo eran las ganas de seguir trabajando. A lo largo de su vida llegó a conocérselo como “el hombre de las mil propiedades”, pero en la actualidad ese número se presenta como una simple metáfora de la expansión de su negocio, ya que buena parte de sus propiedades fue transferida a sociedades anónimas de diversa conformación.

Cabe recordar que en el año 1947 fue nombrado por el entonces presidente Juan Domingo Perón, por Decreto, Regente del Registro de Contratos Públicos Nº 7 de Resistencia, en reemplazo del Escribano José Brid. Ademásen entre 1978 y 1979 fie presidente del Colegio de Escribanos de la Provincia del Chaco.

Fuente: 
Diario Chaco.