Jueves, 5 Noviembre, 2015 - 16:19

Las alergias alimentarias afectan a casi el 6% de niños menores de 3 años

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
 
Las alergias alimentarias afectan a casi el 6% de los niños menores de 3 años y en su mayoría se manifiestan con rechazo a la leche, huevo, trigo y soja, por lo que especialistas destacaron la importancia del diagnóstico para reemplazar los alimentos y cubrir las necesidades nutricionales.
 
Un informe sostuvo que en el país unos 42 mil niños menores de 3 años presentan cada año alergias alimentarias, cuyas manifestaciones más frecuentes son cutáneas (urticaria y eczemas) y gastrointestinales (deposiciones con sangrado).
 
En niños mayores de 3 años y adultos, la prevalencia de las alergias alimentarias es de entre 2 y 4%, afirmó la investigación. 
 
La prevalencia de las alergias alimentarias se encuentra en aumento en los últimos 15 años, afirmaron expertos en el informe, y explicaron que el incremento se debe a los hábitos alimentarios y la influencia de factores del ambiente, que activan determinados genes.
 
Los alimentos que con mayor frecuencia provocan reacciones alérgicas en menores de 3 años son la leche, el huevo, el trigo y la soja, mientras que después de esa edad producen alergia el maní, pescados, mariscos y frutos secos.
 
El especialista de la Sección de Alergia e Inmunología Pediátrica del Hospital Británico, Martín Bozzola, dijo que "cualquier alimento en sí mismo puede ocasionar reacciones alérgicas, pero en menores de tres años los alérgenos más frecuentes son leche, huevo, trigo y soja. Son los cuatro más importantes".
 
"En los más grandes, los principales son el maní, pescado, frutos secos y mariscos", expresó Bozzola y afirmó que se trata de "lo que se conoce como los 'grandes ocho', denominación que agrupa a los alimentos que más frecuentemente provocan alergia a cualquier edad".
 
Los especialistas manifestaron en el informe que en los menores de 3 años las alergias alimentarias más frecuentes se presentan en la piel, con urticaria y eczemas, y en forma gastrointestinal, por deposiciones con sangrado.
 
Otras reacciones menos frecuentes, pero más severas, son la anafilaxia, "que es el compromiso de la vía aérea, o complicaciones en el esófago o el intestino, que pueden dar una inflamación importante con algunas consecuencias o en otros casos causar diarrea de tipo crónica".
 
Bozzola destacó la importancia de realizar un diagnóstico temprano de las alergias alimentarias para reemplazar los alimentos y cubrir las necesidades nutricionales, en especial en niños menores de 3 años. "El tratamiento inicial es dejar de exponerse al alimento que presuntamente desencadenó la reacción. Eliminar lo que te hace mal. Uno comienza quitándolo de la dieta y, si dio en la tecla, los síntomas paulatinamente se van retirando, con mayor o menor celeridad, según cuál sea el síntoma", afirmó el especialista.
 
Asimismo, explicó que para los niños con alergia a la proteína de la leche de vaca "existen leches de fórmula diseñadas específicamente para esos casos. Si uno debe quitar los derivados del trigo, hay papillas de cereales aptas para niños con esta y otras alergias".

 

 
Fuente: 
Agencia DyN