Jueves, 22 Marzo, 2018 - 12:59

Para motivar a estudiantes, la UNNE sugiere enseñar programación

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La enseñanza de computación en escuelas de la región NEA, y en el país en general, se basa en un enfoque “utilitario”, enseñando cómo usar programas informáticos y herramientas tecnológicas. 

"La realidad muestra que la enseñanza de la computación es poco satisfactoria debido a diversas causas como ser la falta de estándares para la enseñanza de computación, el enfoque utilitario, la carencia de profesores capacitados, la falta de un esquema de capacitación continua para mantener actualizados a profesores y la deficiencia en infraestructura escolar", manifestaron desde la UNNE y agregaron que "estas realidades llevan a un círculo vicioso de enseñanza que para los especialistas no motivan a los estudiantes".

"Este círculo vicioso se genera por clases de computación dadas por no especialistas, que enseñan utilitarios básicos, conocimiento de computación que es percibida por los alumnos como de “baja calificación”, por lo cual luego las decisiones se toman sobre impresiones negativas y poca gente elige carreras relacionadas con la computación. Así luego hay pocos maestros y profesores con conocimientos, lo cual cierra nuevamente el círculo vicioso en que se den clases de computación con docentes no especialistas", explicaron.

“El propósito es romper este círculo vicioso” explicó la profesora Gladys Dapozo, del Departamento de Informática de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura de la UNNE, ámbito académico que viene trabajando en la formación de docentes de distintos niveles educativos de la región para que se incorpore la programación en la enseñanza de la computación.

Señaló que "actualmente se trabaja con alumnos llevándolo a una condición de consumidores de tecnología, cuando la tendencia mundial es motivar que los alumnos sean generadores de tecnología, fomentando el pensamiento computacional y la programación".

El grupo de docentes del Departamento de Informática de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura, conformado además por las profesoras Cristina Liliam Greiner y Raquel Petris, entre los años 2015 y 2017 trabajó en espacios de formación en didáctica de la programación (cursos de 100 horas reloj y 4 meses de cursado). Del análisis de esa experiencia de formación, reconocen en los docentes capacitados una alta motivación para incorporar la programación en sus espacios curriculares.

 

LA PROGRAMACIÓN

El pensamiento computacional es un proceso de resolución de problemas que se vale de la organización lógica y el análisis de datos, con el uso de una computadora o de otros recursos. En el marco de este eje, el objetivo es que los alumnos: desarrollen conocimientos sobre los lenguajes y la lógica de las computadoras; logren integrar los saberes de las ciencias de la computación para solucionar problemas y estimular la creatividad.

Para lograr estos objetivos, es necesario que los alumnos: entiendan y apliquen los principios y conceptos fundamentales de las ciencias de la computación, incluyendo la abstracción, la lógica, los algoritmos y la representación de datos.

En Argentina, la iniciativa “Program.AR” fue la propuesta pionera implementada con el objetivo llevar la enseñanza y el aprendizaje de las Ciencias de la Computación a la escuela argentina.

Con el fin de avanzar en la capacitación docente, Program.ar convocó a las universidades nacionales para que contribuyan con los equipos docentes y la infraestructura necesaria para desarrollar estas actividades. La Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura de la Universidad Nacional del Nordeste (FaCENA-UNNE) fue seleccionada para llevar adelante para realizar la formación de formadores que pueden encarar esta innovación en el ámbito de las escuelas en los distintos niveles de la región, mediante el dictado del curso “La Programación y su didáctica”.

La metodología de enseñanza-aprendizaje propuesta, que se basa en el enfoque pedagógico de “aprendizaje por indagación”, establece que los estudiantes deben encontrar soluciones a un problema a partir de un proceso de investigación, usualmente poniendo énfasis en el trabajo cooperativo y en la extracción de ideas a través de la reflexión sobre las actividades realizadas para construir la solución.

“El enfoque por indagación facilita la participación activa de los estudiantes en la adquisición del conocimiento y ayuda a desarrollar el pensamiento crítico y la capacidad para resolver problemas, además de motivarlos”, detalló la profesora Dapozo.

En la propuesta de capacitación promovida desde la UNNE, los docentes además de capacitarse de manera personal, tuvieron que elaborar la planificación de las actividades para implementar en el aula los conceptos de programación y dictaron 10 horas de clases en sus espacios curriculares.

Más de 140 docentes de la región y de distintos niveles han cumplido con las condiciones de aprobación de los cursos dictados entre 2015 y 2017.

 

LA MIRADA DE DOCENTES

Para obtener información acerca del aprovechamiento de esta capacitación en los docentes, se elaboró un cuestionario que permitió observar que mientras sólo el 60% de los docentes tenían previamente conocimientos de los principales conceptos de programación, el 100% consideró importante incorporar la programación en el sistema educativo.

Para los docentes capacitados, enseñar programación aumenta la motivación y mejora la creatividad de los alumnos.

Los docentes destacaron asimismo los positivos resultados de las experiencias de las prácticas realizadas con los alumnos de implementar actividades basadas en programación y pensamiento computacional.

Respecto a la disponibilidad de infraestructura y equipamiento, los educadores reconocen la existencia de limitaciones así como la falta de inclusión de contenidos en la planificación curricular.

No obstante, admiten que, pese a las limitaciones mencionadas, están dadas las condiciones en cuanto al equipamiento necesario para incorporar en las escuelas contenidos y prácticas para desarrollar habilidades de resolución de problemas mediante la programación de computadoras.  

Por ejemplo, en el caso de Corrientes, en las escuelas secundarias cuentan con un 87% de cobertura, las escuelas primarias un 82% y los institutos terciarios no universitarios tienen un 40% de cobertura. 

“Los docentes reconocen que el curso les permitió actualizar métodos de enseñanza utilitarios hacia nuevas herramientas y métodos basados en herramientas lúdicas y un enfoque didáctico más entretenido y, por tanto, más motivador” finalizó la profesora Dapozo.