Lunes, 27 Enero, 2014 - 17:03

En Catamarca
La policía demoró a un niño de 7 años por el robo de una manguera

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
 
Lo hizo un agente catamarqueño. Acusaba a un grupo de niños de robarle una manguera. Varios niños lograron escapar, pero Benjamín, de 7 años y el más gordito del grupo, se demoró y lo detuvieron. La justicia investiga una posible privación ilegítima de la libertad.
 
Benjamín tiene 7 años y estuvo detenido en la comisaría Octava, en la capital catamarqueña. El policía Jorge Ruíz lo acusó de sacarle una manguera del patio de su casa y lo siguió en una camioneta gris. Cuando lo alcanzó, se lo llevó. La familia del nene hizo la denuncia y la causa quedó en manos del fiscal penal Ricardo Herrera.
 
Esa noche, los chicos jugaban en la vereda del barrio Mi Jardín cuando Ruíz se subió a la camioneta y empezó a seguirlos. La cacería empezó cerca de las 8 de la noche. “Otros nenes alcanzaron a esconderse, pero mi nieto es gordito y no puede correr mucho”, dijo a Infojus Noticias Beatriz de Córdoba. El hermano de nueve años de Benjamín logró escapar. Corrió hasta la casa del tío y avisó que se lo habían llevado. “Mi hijo se subió a la moto y siguió a la camioneta hasta la comisaría”, dijo la abuela.  
 
Cuando el tío llegó no le dejaron ver a Benjamín. “El subcomisario y otro policía le hacían burla a mi hijo, le dijeron que no se lo iban a dar hasta que no llegara la madre”, dijo la abuela. Ruíz estaba ahí. Cuando la mamá llegó, tuvieron que esperar un rato más y después llevaron al chico hasta el Hospital de niños. Ahora Herrera espera que le envíen los informes médicos.
 
El fiscal aclaró que si bien puede investigar los hechos por “privación ilegítima de la libertad”, aún no determinó la carátula. “Estamos por lo menos ante una inconducta policial”, dijo. Esta semana el fiscal tiene previsto tomarle declaración al nene acompañado por un asesor de menores y su madre. El policía también presentó una denuncia penal. Dice que le sacaron cosas del patio de su casa y que la familia del chico lo agredió.
 
“Fueron momentos de mucha angustia, cuando mi hijo vio arrancar la camioneta la siguió con la moto y después no sabíamos qué iba  pasar”, recordó la abuela. “Benjamín dice que el policía lo agarró del cuellito, como de la nuca, y le apretó la frente con un dedo”, contó. Desde ese día, el chico que “era de hablar, está calladito, como mudo”. Su otro nieto de nueve años se quedó unos días con ella. “Tienen mucho miedo”, lamentó Beatriz. 
 
Fuente: 
Infojus
Autor: 
Por: Milva Benitez