Viernes, 31 Marzo, 2017 - 17:51

La Justicia aclaró detalles sobre el sistema de “salidas transitorias” para los internos de las cárceles provinciales

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El juez de Ejecución Penal N° 1 de Resistencia, Jorge Raúl Lataza Gandini difundió un comunicado con precisiciones sobre la figura de las “salidas transitorias” otorgadas a los internos de las cárceles provinciales.

El motivo de las aclaraciones fueron las controversias generadas por el caso de un grupo de detenidos que habrían protagonizado un ilícito mientras gozaban de este beneficio.

Aclaró además que como resultado de la intervención de la justicia, les fue cancelada esta autorización.

A continuación, el texto difundido por el magistrado:

“Atento las publicaciones periodísticas recientes respecto a un allanamiento realizado en una Unidad de Detención provincial, motivada en que tres internos alojados en la Casa de Preegreso San Maximiliano Kolbe de la ciudad de Resistencia, habrían cometido un hecho delictivo durante las salidas transitorias, otorgadas tanto por el Juzgado de Ejecución Penal Nº 1 y Nº 2, cabe hacer algunas aclaraciones al respecto:

Los condenados Hector Rodolfo Amarilla y Ramon Mauricio Altamirano, dependientes de este juzgado, se encontraban a la fecha usufructuando el beneficio de salidas transitorias.

Es necesario mencionar que el instituto de las salidas transitorias no es un privilegio, como se ha mencionado en alguna nota periodística, sino que constituye un derecho de todo condenado a penas privativas de libertad en nuestro país (a excepción de aquellos que lo fueron por ciertos delitos encuadrados dentro del artículo 56 bis de la ley 24.660, que no es el caso que nos ocupa).

Asimismo para obtener este derecho deben reunirse requisitos establecidos en la ley 24.660/96 (de ejecución de la pena privativa de la libertad) complementaria de nuestro Código Penal:

1. El temporal establecido en el artículo 17, inciso I, de la ley 24.660 que nos indica que a la mitad de la condena la persona se encuentra en término para solicitar el beneficio. Incluso los condenados a prisión perpetua, transcurridos quince años de prisión pueden solicitar el beneficio.

2. Contar con conducta ejemplar.

3. No tener otra causa abierta donde interese su detención.

4. Merecer del Organismo Técnico Criminológico y del Consejo Correccional de la Unidad de Detención dependiente del Servicio Penitenciario Provincial concepto favorable respecto de su evolución y sobre el efecto beneficioso que las salidas o el régimen de semilibertad puedan tener para el futuro personal, familiar y social del condenado.

5. Además se solicita al Servicio Social del Poder Judicial un amplio informe social e interdisciplinario a fin de que evalúen y se expidan respecto de la conveniencia o no de otorgar dicho beneficio.

Una vez obtenidos todos estos informes es remitido el incidente al fiscal y defensor intervinientes para que ambos dictaminen respecto de la procedencia o no del beneficio. Es recién allí cuando el juez de ejecución penal se encuentra en condiciones de resolver el otorgamiento o no de las salidas transitorias como de cualquier otro beneficio.

Aclarado esto debe hacerse saber que tanto Amarilla como Altamirano reunían, al momento de resolver el incidente, todos y cada uno de los informes en forma favorable. Recomendando todos ellos, así como los dictámenes de las partes, el otorgamiento del beneficio previsto en nuestra legislación nacional. Además, al concederlo, se le imponen reglas de conducta y se ordena un control periódico por parte del Servicio Social del Servicio Penitenciario Provincial y del Poder Judicial”.

 

INMEDIATA SUSPENSIÓN DEL BENEFICIO

Por último informaron que “habiendo tomado conocimiento este juzgado de la imputación por parte del Equipo Fiscal Nº 5 a los condenados que se encontraban usufructuando beneficios, fue ordenada la inmediata suspensión de las salidas transitorias y registrarlos a disposición conjunta de este juzgado y la fiscalía Nº 5.

Lo mismo ocurrió en el expediente de Quintana que se encuentra a disposición del Juzgado de Ejecución Penal Nº2, ya que el suscripto lo está subrogando”.