Miércoles, 22 Enero, 2014 - 17:13

Sáenz Peña
La defensa de uno de los penitenciarios sostiene que Gómez y Acevedo se fugaron porque los destinaron a un módulo de buena conducta

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
 
En el marco de la investigación por la fuga de los reclusos Claudio Gómez, condenado por el Caso Roseo y Antolin Acevedo ocurrido los primeros días de enero continúa la investigación en torno a este caso. Cabe recordar que hasta el momento hay dos agentes penitenciarios detenidos y sobre uno de ellos de apellido Alvarez, su defensa aseguró que “no tiene nada que ver”.
 
La Dra Elena Irrazabal a cargo de la defensa de uno de los penitenciarios detenidos por la fuga de Gómez y Acevedo recordó que  “se ha interpuesto un control jurisdiccional, pero lo más grave es que la  Dra Lupi no firmó lo último que es la declaración indagatoria del Alvarez y tampoco la secretaria o sea que regresó el expediente,  cuando hoy tenía que resolverse.”
 
En relación a los detenidos dijo Irrazabal que “ellos no pueden entorpecer la investigación, ni fugarse”, sostuvo la abogada.
 
La ser consultada si ambos penitenciaros detenidos Ledesma y Álvarez  favorecieron la fuga de estos reclusos sostuvo la profesional  que “Alvarez junto con el grupo de gariteros salió inmediatamente a la búsqueda de esta  gente y eso consta en el libro de guardia e inclusive quedaron empantanados porque esa noche había llovido mucho y fueron rescatados por la Municipalidad y gendarmería que los ayudo a salir”, señaló la profesional. 
 
Sostuvo  la profesional que “los únicos responsables de esta fuga son  los directores del Complejo Penitenciario, el jefe y sub jefe por cuanto permitieron que dos personas de alta peligrosidad estén en un modulo de confianza  y que inclusive tenían salida para hacer tareas de fajina, limpieza, cocina, etc sin autorización  de los magistrados actuantes seguramente”.
 
“Son responsable porque estaban esos detenidos de máxima peligrosidad en  un modulo de buena conducta tan cercano al exterior en un  modulo de confianza donde podían entrar y salir, hay negligencia y omisión  del personal responsable de la Dirección del Complejo. Mi cliente no tenía contacto con esta gente “, sostuvo la profesional  
 
“Mi cliente es totalmente inocente “, insistió en dejar aclarado Irrazabal al tiempo que sostiene que se ha desviado el curso de la investigación.