Viernes, 30 Octubre, 2015 - 17:55

La Dama... y el Vagabundo
Por Ricardo Bustos (*)

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El “ser” argentino  es una persona dócil que siempre irá detrás de las buenas intenciones de aquellos políticos que cumplan “medianamente” con todo lo que han prometido en sus campañas electorales, pero también se convierte en un león furioso cuando alguien mancha su confianza y nunca se sabe de qué manera va a reaccionar en la eventualidad.
 
Fueron muchos años en los que gran parte de la ciudadanía pudo ver como se deterioraba su sistema de vida y  aquello que era fruto de la producción, esfuerzo y sacrificio se dilapidaba en faraónicas demostraciones de poder, con la cruel idea de hacer creer a  millones de pobres que quienes contaban con un trabajo digno eran los ricos, oligarcas liberales que se querían quedar con las riquezas del país. "Vamos por todo", les decía a su séquito de aplaudidores pagos la señora presidente y era cierto porque así ocurrió. De a poco se fueron quedando con todo, hasta con la dignidad de la gente que aún no comulgando con las ideas del "modelo", respetaron la Ley.
 
De pequeño aprendí que la palabra en Argentina  ERA UN DOCUMENTO y así lo recuerdan quienes lo vivieron. Al pasar los años pude comprobar que todo había cambiado para mal.
 
El candidato Scioli, nos dice hoy con un tono muy agresivo que CAMBIEMOS es lo mismo que en su momento representó la ALIANZA, pero olvida mencionar que en las listas de su grupo político, están presentes todavía los mismos que formaron parte de aquella ALIANZA y como pequeño ejemplo tenemos a Diana Conti, Kunkel, Nilda Garré, Adriana Puiggros, Eugenio Zaffaroni, Anibal Ibarra, es decir que el otrora FRENTE GRANDE que gobernó junto a la UCR, hoy está con "el Candidato oficialista".
 
En síntesis y para no dejar ningún herido, CAMBIEMOS no es la ALIANZA y el FRENTE PARA LA VICTORIA tampoco es el Peronismo y todo esto ocurre sencillamente porque en Argentina hace tiempo desaparecieron los Partidos Políticos representativos por mal que le pese a muchos que quisieron adueñarse de los escuditos y banderas.
 
Hoy las elecciones, siempre que no haya fraude, las ganan mujeres y  hombres que encabezan una propuesta  no un Partido y ello es muy evidente en los pueblos donde los candidatos ganan o pierden porque se los conoce bien por su comportamiento en la localidad. 
 
Hemos comprobado con asombro que la presidente en su última "actuación" desde Casa Rosada que convirtió (como siempre) en un acto político, no mencionó en ningún momento al Candidato del "Modelo" Daniel Scioli que tampoco estuvo presente, pero mas asombro todavía causó escuchar cuando dijo que "vamos al balotaje" defendiendo su gestión como si Ella fuera la candidata. Mi gran preocupación es que si no se dió cuenta que ya no es candidata a nada y cree lo contrario, quizá nos encontremos ante una situación muy grave porque hemos sido y estamos siendo gobernados por una persona que no responde alos niveles medianamente normales de salud mental para desenvolverse en un cargo institucional de tamaña envergadura, En esta oportunidad, lamentablemente ni Dios ni la Patria la podrán demandar porque no habrá interlocutor válido para interpelar de confirmarse su estado de salud que mucho y según los expertos en medicina que la han tratado, tiene que ver con la famosa Bipolaridad cuyo síntoma mas evidente es hacer mas dificil las relaciones entre las personas.
 
Todo cambia para no cambiar y así van pasando los años sin poder disfrutar de un país que tiene todo para ser próspero y brindar felicidad a su pueblo, pero ocurre que siempre encontraremos en el camino a los políticos de conventillo que harán todo lo posible para quitarnos las ansias de ser felices porque serán ellos quienes se queden con nuestras posibilidades de futuro.
 
"Lo que los hombres realmente quieren no es el conocimiento sino la certidumbre".
 
Bertrand Russell (1872-1970) Filósofo, matemático y escritor británico.
 
(*)Capiovi - Misiones