Viernes, 31 Marzo, 2017 - 20:13

Sáenz Peña
Intentaron adueñarse a la fuerza de un comedor que pertenece a una fundación evangélica

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La responsable del comedor que funciona en el ex edificio de la escuela 427, Zunilda Silva, denunció que miembros de otra organización intentaron en dos oportunidades apropiarse por la fuerza del comedor que ella administra.

Zunilda Silva es la responsable del comedor que la Fundación Jesús es el Señor tiene funcionando hace siete años en el edificio de la Ex Escuela N° 427 de calle 7 y 24. Denunció públicamente a los integrantes de la Asociación Civil Proyecto Nación Joven, quienes pretendieron apropiarse por la fuerza de dicho comedor, al que asisten diariamente alrededor de 40 niños y son cinco mujeres las que trabajan todos los días en el comedor.

“Sin permiso, sin ninguna autorización ayer mientras los niños estaban almorzando esta gente sin identificarse irrumpieron en el comedor dando órdenes a otras personas de anotar los arreglos que había que hacer al lugar”, describió Silva.

“Sin mediar palabra llegaron cuatro personas a tomar este lugar en el momento en que los chicos estaban comiendo, para evitar inconvenientes les pedí que salgan al patio para dialogar, una vez afuera me dijeron que venían a tomar este lugar, que les pertenecía a ellos”, explicó Zunilda Silva responsable del comedor quien les informó que hasta que no tenga una comunicación oficial ella no se iba a retirar del lugar.

La responsable del comedor se sorprendió al ver esta situación y pidió a una de las personas que le explique qué estaba ocurriendo. Sin embargo “las cuatro personas no quisieron dar ningún tipo de explicaciones”. Solo dijeron que ese lugar les pertenecía y que debían irse.

Estuvieron hasta la hora 15 en el lugar para evitar ser desalojados y los intrusos al ver que permanecían allí se retiraron, no sin antes amenazar que volverían otro día.

 

“DESEO QUE TODO TENGA UNA SOLUCIÓN”

Zunilda espera que este malentendido se encauce correctamente, “mi deseo es que todo se arregle y que se evite la violencia y la usurpación por la fuerza, sobre todo cuando hay niños  en el medio. Esa violencia que ejercieron sobre nosotros es lo que nos hizo sentir incómodos, tristes”, expresó.

Recordó Silva que este incidente no es el primero ya que en las vacaciones hicieron lo mismo cuando ingresaron por la fuerza al comedor, rompiendo los candados del portón de ingreso y entraron al comedor con la intención de quedarse allí. “Sebastián Pasvan, el que se identificó, no tenía muchas ganas de darme explicaciones de lo que estaban haciendo en ese lugar y bajo la autorización de quien”, dijo Zunilda Silva. “Él vino con una sola intención, la de ingresar y tomar el lugar por la fuerza”, agregó.

Cabe señalar que en el año 2010 a través del Ministerio de Educación de la Provincia, y la Regional Educativa VII se hizo una resolución por medio de la cual se cede en comodato a la Fundación Jesús es el Señor para que cumplan allí las tareas prevista, además del funcionamiento del comedor.

 

TRABAJAN CONTRA LA VIOLENCIA, PERO FUERON VIOLENTOS

Sebastián Pasvan pertenece a la Asociación Civil Proyecto Nación Joven. Se presentó con la excusa de que en ese lugar se va a construir un Centro de Atención para la Mujer que sufre Violencia de Género. Hasta el momento irrumpió en dos oportunidades y por la fuerza al lugar para apropiarse del mismo. Presentó una nota a las autoridades de la Fundación Jesús es el Señor donde informaba que tenían otorgada la posesión de dicho lugar.

Sin embargo desde la Fundación no recibieron ninguna comunicación oficial al respecto y esperan que a la brevedad las autoridades tomen cartas en el asunto para evitar que otro incidente de estas características o mayor aun vuelva a ocurrir.