Viernes, 17 Enero, 2014 - 13:01

Intensifican controles para prevenir enfermedades transmitidas por los alimentos, en Sáenz Peña

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

En la tarde del jueves el Subsecretario de Salud Ciudadana y Seguridad Alimentaria, Pablo Dorado, junto con el cuerpo de inspectores del área de Bromatología, realizó inspecciones en diferentes lugares donde se expenden alimentos a las personas.

En este operativo los controles tuvieron lugar en carritos, comedores, bares, restaurantes, heladerías y lugares de venta de copetín ubicados en diversos puntos de la ciudad. El propósito del mismo fue descubrir cualquier tipo de irregularidad en la producción de alimentos en los lugares mencionados para evitar que la ciudadanía contraiga algún tipo de enfermedad que los alimentos en mal estado transmiten.

Al hacer uso de la palabra el ingeniero Pablo Dorado manifestó:”Los alimentos cuando se ingieren en mal estado, contaminados con bacterias, virus, mohos, toxinas o productos químicos, producen en el organismo una serie de enfermedades, cuyos síntomas más frecuentes son náuseas, vómitos, diarrea y dolores abdominales. Los alimentos pueden transportar microorganismos o parásitos por falta de higiene al ser manipulados y/o preparados, por ser preparados en ambientes sucios o por estar descompuestos al momento de ingerirlos.

Es por esto que constantemente desde la Sub Secretaría de Salud Ciudadana y Seguridad Alimentaria estamos realizando controles a lugares donde concurren las personas para consumir productos.

En esta oportunidad los destinatarios de los controles fueron carritos, comedores, bares, heladerías y lugares donde venden copetín, más precisamente la cocina de éstos, y que se encuentran ubicados en diferentes puntos de nuestra ciudad.

Lo  observado fue que en algunos lugares los empleados manipulan los alimentos con las manos sucias o usando anillos o reloj, las cocinas no estaban muy higienizadas por ende no eran lugares apropiados para producir alimentos, lo que también se controló fue la temperatura de las heladeras, la temperatura a la cual se cocinan los alimentos, los depósitos, las condiciones de los baños, si tenían agua potable en los locales visitados, el almacenamiento de los alimentos en las heladeras, en definitiva, el estado higiénico de estos lugares.

Encontramos algunos locales que no están en condiciones de ofrecer sus servicios a la comunidad por lo cual se procedió a la clausura de los mismos aplicándose una multa por las condiciones en las que estaban trabajando y se les informó a los dueños que hasta que no regularicen su situación y cumplan con los requisitos esenciales para poder ofrecer a los clientes seguridad en lo que consumen, la municipalidad no va habilitar sus negocios” finalizó el Sub-Secretario de Salud Ciudadana y Seguridad Alimentaria.

El ingeniero advirtió también  que este tipo de controles se seguirán realizando en la ciudad en diferentes locales comerciales.