Viernes, 17 Enero, 2014 - 09:50

Promovían una nueva revuelta
Gobierno afirmó que "está debidamente resuelta" la situación con la policía de Córdoba

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, afirmó hoy que "está debidamente resuelta" la situación con la policía de Córdoba a raíz de la "acción coordinada" entre Nación y Provincia, luego de que se denunciaran intentos para promover una nueva revuelta entre los uniformados de ese distrito.

"No tenemos ninguna información respecto a otras provincias", aclaró y aseguró que existe un "monitoreo de Córdoba y Entre Ríos", ante posibles autoacuartelamientos de las fuerzas policiales.

Durante una conferencia de prensa, Capitanich dijo que en Córdoba "hubo una acción decidida por la Presidenta (Cristina Fernández), con la presencia en Córdoba del secretario de Seguridad (Sergio Berni) y (el gobernador) José Manuel De la Sota" y aseguró que "ha habido una acción coordinada y la situación está debidamente resuelta".

El Gobierno dispuso ayer el envío a Córdoba de "mil efectivos de las fuerzas federales" y advirtió que "no va a permitir la extorsión por parte de algunos sectores de la policía".

La decisión de la Casa Rosada se produjo ante la detención en Córdoba de 17 personas, entre ellos 16 policías y una ex agente y esposa de un efectivo, por su participación en el autoacuartelamiento de la fuerza provincial en diciembre pasado, que derivó en saqueos generalizados en la capital.

En declaraciones a radio Mitre, en tanto, el titular del Tribunal de Conducta Policial, Martín Berrotarán, aseguró que "se actuó rápidamente y se inició una investigación" por parte de ese organismo.

Según remarcó, la situación "está totalmente bajo control" y agregó que "se trató de un grupo aislado que quería volver a los movimientos que habían iniciado el 3 y 4 de diciembre, no se entiende en lo absoluto, se han venido cumpliendo todos los puntos, el aumento y algunas mejoras en la situación de servicio, otras necesitan su tiempo".

En ese sentido, Berrotarán afirmó que "no se entiende el motivo, por eso no tiene ninguna adhesión" y señaló que el accionar fue "para prevenir y llevar tranquilidad a la sociedad que quedó muy resentida" con la policía provincial, luego de los saqueos producidos en diciembre pasado.

Fuente: 
Agencia DyN.