Lunes, 10 Abril, 2017 - 14:10

Familiares del policía condenado a cadena perpetua en la causa Cindric, pidieron la nulidad de la sentencia

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Familiares y amigos de Alfredo Dorado, el policía condenado a perpetua en la causa Cindric de la localidad de Tres Isletas, se concentraron frente al Superior Tribunal de Justicia para pedir la nulidad de la sentencia.

Yanina Dorado, hermana del policía condenado, manifestó ante los medios: "Dios quiera que esta causa, este expediente no sea sólo un trámite para estos jueces. Recordemos que mataron en vida a mi hermano y a los demás policías. Todo bajo presión de los organismos de derechos humanos".

Agregó además: "Estamos acercando a la media información, fundamentos técnicos y jurídicos que avalan este pedido de nulidad, además de una breve explicación de cómo sucedieron los hechos y por qué solicitan la nulidad del proceso judicial preliminar que terminó con la injusta cadena perpetua, en donde ejercieron una fuerte presión los organismos de Derechos Humanos. Recuerden Señores Jueces que han matado en vida a todos los policías involucrados".

“Tenemos la absoluta convicción de que los policías no causaron ninguna muerte y que sólo cumplieron con el deber durísimo que todo policía tiene diariamente que cumplir”.

Sostuvo que “salir a la calle a detener a una persona en estado incontrolable, de ebriedad, agresiva o muchas veces hasta drogada, es algo tan cotidiano que los ciudadanos comunes y funcionarios de todos los niveles, no conocen”.

Sobre el caso que conmocionó a Tres Isletas, dice que “hasta la madre tuvo que llamar a la policía por que su hijo hacia desmanes y habitualmente amenazaba con agresiones descontroladas a todo su barrio”.

“En su intento de resistencia, se trenzó en lucha con varios y recibió varios golpes de sus circunstanciales contrincantes, no sabemos bien con cuantos peleó, antes de que llegue la policía”, concluyó Yanina.

 

MOTIVOS DE LA FAMILIA PARA PEDIR LA NULIDAD DE LA SENTENCIA

Se detallan a continuación, los fundamentos textuales presentados por la familia de Alfredo Dorado:

"El Proceso judicial de la causa tiene graves defectos de fundamentación normativa y fáctica que lesionan la Garantía Constitucional de la defensa en Juicio. (arts. 141,184 inc 3, 402, 405 inc 3 y 407 del C.P.P. y art. 18 de la Constitución Nacional.

1) Según el art. 402 del C.P.P, el día 15 de febrero, inmediatamente después del cierre del debate de los alegatos los Jueces debían deliberar secretamente a la que solos podrá asistir el secretario y no podía suspenderse, según (acta de fs 2227/22247 vta), nose consignó que pasa a deliberar ni tampoco se convocó a las partes para el 10 de marzo del 2017 para la lectura como postula en el acápite de su Sentencia en crisis el Juez.

2) Por lo tanto la sentencia adolece de nulidad manifiesta y ostensible, entre tantas el Juez indica días y jornadas de debate pero en su dictamen no indica cuando ha sido distaca la sentencia, es decir que se desprende que la sentencia se llevó a cabo ese día 10 de Marzo del 2017. Además le dio tratamiento complejo cuando por resolución se determinó su no complejidad al designarse un Juez en la Unipersonal inmediatamente terminado el debate. Tampoco en la sentencia se consignó que las deliberaciones se realizaron el 15 de Febrero.

El Juez frente a la vorágine de una causa sumamente compleja para resolver, con elementos y piezas probatorias de dudosa procedencia, de dificultades en cuanto a certeza apodíctica e indeterminación de autoría y falta de certeza básicamente y frente al marco y contexto de no arribar a un adecuado fundamento de mérito, fue y ha ido desarrollando etapas de fundamentación. Su consecuencia fue cambiando y mutando las circunstancias fácticas con la finalidad de salvar la falta de sustento de la acusación o acusaciones que no pudieron probar sus distintos y diferentes extremos, violentando sin hesitación alguna el principio de congruencia conforme a la narración en distintos pasajes de su fallo a los hechos o aconteceres fácticos distintos o diversos a lo construido o edificado por el Requerimiento de Elevación de la Causa a Juicio. También prueba claramente que el fallo se llevó a cabo en cuanto a su deliberación en fecha 10 de marzo y no el 15 de febrero de 2017.

El Juez de Cámara del Crimen N° 1 violó las normas establecidas respecto al modo en que los tribunales deben dictar los fallos, por lo tanto la sentencia debe ser anulada. Olvidó en ese lapso las vivencias que planteó la defensa en la audiencia del debate, principalmente a los referidos en donde Alfredo Dorado no participó. En materia criminal deben extremarse los recaudos que garanticen el ejercicio del derecho de defensa. Adquiere esto especial significación en el juicio oral donde los jueces tienen directa vivencia de los hechos ocurridos".

El Juez en este caso, violó en el Juicio Oral los derechos a Ddefensa y el debido proceso de Alfredo Dorado garantizado en el artículo 18 de la constitución Nacional. Esta gravísima irregularidad de cómo deben emitirse los fallos definitivos de los Tribunales de juicio oral debe ser subsanada por el Superior Tribunal de Justicia. Por ese motivo le solicitamos a los jueces en virtud de la facultad que le competen, anulen el acto.

3) No hay una determinación precisa y circunstanciada del hecho en la sentencia que exige el artículo 405 inc. 3 del C.P.P, es decir por imperio del artículo 410 inc 2 del C.P.P. corresponde también la Nulidad del Fallo.

4) El Tribunal omitió o no tuvo en cuenta circunstancias-situaciones no congruentes descriptas (en debate por la defensa) con la plataforma fáctica descripta por el Agente Fiscal en su requisitoria de elevación a juicio y luego ratificadas por la Fiscal de del Juicio descriptas en debate por la defensa, BASE DEL JUICIO PENAL. (Violación al art. 18 de la Constitución Nacional y 384 del C.P.P.).

Está claro que se le imputa a Alfredo Dorado un echo histórico: Tortura seguida de muerte, pero surge y se desprende como dudosa la hipótesis sostenida por la acusación en cuanto a las causales de responsabilidad, determinación y proporcionalidad de la pena al ser dejadas de lado las circunstancias que la defensa ha plasmado y donde en la parte acusadora no guardan las más mínimas relación en cuanto a las circunstancias de modo, tiempo y lugar. El tribunal no se pronunció sobre la intimación del hecho contenida en la plataforma fáctica, cierta o inicial de la requisitoria fiscal. Todo lo contrario, se pronunció sobre la existencia de otros hechos no mencionados en la pieza acusatoria (grave), corresponde anular el decisorio por violación del principio de congruencia, también derecho constitucional. La sentencia ha quebrantado el principio lógico de razón suficiente en virtud de que sin lugar a dudas no ha analizado el Juez interviniente las piezas probatorias que de manera transparente postulaban las causales de modificación de la calificación intimada y planteada en el plenario, PROBADAS Y ACREDITADAS.

5) Se han violado las normativas del art. 339 y 141 del ordenamiento jurídico ritual. Todos y cada uno de los acusadores tanto públicos como privados no han valorado y analizado las pruebas, sólo el Magistrado que debió ser imparcial, en todo momento introdujo situaciones y circunstancias que la contraparte (acusadores del debate) omitieran, han dejado de lado o han soslayado.

6) Se advierte nulidades en la actividad acusatoria, omisiones procesales todas acreditadas en este pedido ante el Superior Tribunal de Justicia, que conllevan a nulidades.

7) En el plenario la acusación menciona presuntas o supuestas piezas de cargo contra Alfredo Dorado, sin valorarlas, sin hacer un análisis de dichas pruebas.

8) Se ha soslayado también el art. 141 del C.P.P., no fundamentaron penas al momento de la discusión final atentando contra lo normado en nuestra carta magna en su art. 18 y tratados de Derechos humanos, trae aparejada la nulidad de dicha acusación.

9) Las piezas y elementos probatorios de cargo contra Alfredo Dorado han sido escasas, falta de contundencia, cualidad de conviccioón suficiente en cuanto a la certeza. Por eso es objeto de impugnación más allá de todas las falencias rituales y violaciones Constitucionales.

10) La acusación no ha podido demostrar, no han podido acreditar la injerencia o particiación en el hecho histórico. No señalan qué tipo de participación o intervención pudo haber tenido, sólo se limitan a establecer en trámites generales que TODOS ERAN AUTORES, siendo que desde el ensamblaje procesal, se debe estatuir cómo han participado y con qué grado, sino estamos frente a una indeterminación de autoría como se explicó en el Alegato y que tampoco se tuvo en cuenta".

 

Yanina Dorado finalizó afirmando: "Somos gente de paz".