Lunes, 27 Enero, 2014 - 08:27

Estudiantes y Gimnasia empataron 1 a 1 en la ida por la Copa Amistad

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Gimnasia y Esgrima La Plata cometió esta noche el pecado de retrasarse en demasía y Estudiantes le empató 1-1 el clásico de ida por la Copa Amistad que se desarrolló en el Estadio José María Minella, en Mar del Plata.

Los dos goles se concretaron temprano, uno en cada tiempo, el primero de Lucas Licht, para Gimnasia, y el otro lo aportó Guido Carrillo, con la particularidad de que ambos se concretaron por la vía del penal.

El desquite se realizará el domingo próximo en el mismo escenario de la ciudad balnearia.

A siete minutos del epílogo el albirrojo sufrió la expulsión del batallador mediocampista Israel Damonte, por una fuerte infracción en perjuicio de Franco Mussis.

El primer clásico platense del año tuvo 55 detenidos, por distintos incidentes o anomalías que detectó la policía bonaerense a lo largo del traslado de ambas parcialidades.

En el segundo período hubo además una pequeña interrupción del juego porque la barra de Gimnasia exhibió banderas del archirrival como si se tratara de trofeos de guerra.

El clásico platense arrancó dinámico, emotivo y polémico. Gimnasia inquietó al minuto inicial con el centro combado de Mussis que el colombiano Erik Correa no alcancó a conectar, pero sí lo hizo hizo Matías García sobre el segundo palo y su disparo salió por arriba del travesaño.

Segundos después, el córner favorable para Estudiantes dejó dudas sobre la posible mano de un defensor del Lobo dentro de su área, pero Carlos Maglio hizo continuar la acción y los de Pedro Troglio se pusieron en ventaja.

Ocurrió que la réplica de los Triperos derivó en el penal de Gerónimo Rulli sobre Mussis, consecuencia de que el arquero no pudiera controlar el potente remate de Erik Correa y se llevara puesto al mediocampista en el rebote.

Desde los doce pasos, Licht fue efectivo con su definición cruzada junto al caño.

Recién a los 32 minutos el Pincha tuvo la primera situación clara, que fue producto de una escena originada con balón detenido. La terminó Gastón Gil Romero con el remate desde fuera del área que sacó Fernando Monetti, abajo sobre su derecha.

En esa primera parte, Estudiantes se equivocó por apresurarse en la búsqueda larga, con la influencia del viento en contra. La imprecisión de los pases también favoreció al planteo del Tripero, que se aglutinó compacto y apostó al contraataque, con Mussis y García articulados como gestores y lanzadores.

Desde el principio del segundo capítulo, Estudiantes avanzó territorialmente y logró el empate pronto, a pesar de no contar con grandes argumentos futbolísticos.

Gimnasia incurrió en el error de replegarse en forma excesiva, en lugar de insistir con el control del juego.

Seguramente el desgaste que se hizo en el segmento inicial le quitó reservas físicas al Lobo.

El elenco de Mauricio Pellegrino pudo haberse quedado con la victoria en el minuto 36, cuando Román Martínez disparó desde una posición frontal y lo tapó Facundo Oreja. De insistir se ocupó Gastón Gil Romero, pero el esférico pegó en el vertical derecho.

En definitiva, los equipos platenses concluyeron el primer chico con una paridad en el tanteador, por lo que habrá que aguardar una semana para conocer cuál de los dos obtendrá la Copa Amistad.  

Fuente: 
Agencia DyN.