Miércoles, 24 Noviembre, 2021 - 20:12

"Este tipo de instituciones da soluciones a los grandes grupos económicos”, dijo Aurelio Díaz al despedirse de la Legislatura

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Este miércoles es la última sesión ordinaria de la actual composición de la Cámara de Diputados de Chaco antes de la renovación parcial.
 
Uno de los que abandona su banca es Aurelio Díaz y junto con él pierde la representación el Partido Obrero ya que no lograron renovar la histórica banca que habían conseguido en el 2017.
 
En consonancia con su estilo y el discurso del espacio, Aurelio Díaz tuvo un discurso de despedida con algunas frases polémicas.
 
Para mí no va a ser la última sesión, vamos a seguir sesionando en la calle” comenzó el diputado de izquierda entre unos tibios aplausos de los colegas, aunque no se sumaron todos.
 
En ese sentido, hizo un pequeño repaso por su vida y señaló que “yo pasé por una etapa política, por una feroz dictadura, por mi acción política para la dictadura militar era un guerrillero, pasé cárcel, secuestro y seguí militando políticamente para que haya una democracia sin hambre, con salarios dignos, que la gente tenga viviendas”.
 
Volviendo a la actualidad y refiriéndose a su paso por la Cámara de Diputados, manifestó que “realmente me encontré en esta etapa de la vida con una institución de la democracia que acá no fue capaz de sacar una ley de base que sirva para la sociedad en el sentido de dar solución a los problemas laborales, a los problemas de vivienda. Ahora se va a votar un presupuesto con respecto a la educación donde no se respeta la ley madre que establece que el 33% del presupuesto tiene que ir a educación”.
 
He compartido con compañeros peronistas y radicales sesiones, pero realmente la experiencia de acá me indica que este tipo de institución que tiene la burguesía, que tiene el capitalismo acá en este país, no solamente en Chaco, es para dar soluciones a los problemas de los grupos económicos, de los grandes grupos económicos”, lanzó.
 
Así las cosas, manifestó que “cuando acá quisimos tratar el tema de un impuesto a grandes ganancias de bancos privados se negaron todos, todos miraron para un costado. Realmente es una institución no comparable con la dictadura militar que a uno lo tenía en jaque, acá uno puede hablar y hablar al pedo, pero no le dan bolilla a los problemas que nosotros consideramos que hay que atacar para dar soluciones a los problemas de la población, del pueblo, de los trabajadores fundamentalmente”.
 
Contó entonces que “yo les dije a mis compañeros 'yo no quiero ser más candidato’” y afirmó que “el día que hay que ser candidato es para llegar al poder, no al gobierno, al poder. Para eso hay que construir en la calle. Yo creo que se vienen días muy negros, muy conflictivos en esta sociedad argentina, no por culpa del pueblo, no por culpa de los trabajadores, sino por la voracidad que tiene esta gente”.
 
Me volverán a ver en las calles, me volverán a ver en los piquetes, me volverán a ver en los cortes de ruta. Cuando salí de la dictadura militar quería una democracia realmente y pensaba que en esta institución podíamos sancionar leyes en la cual se den soluciones a los salarios, a la viviendas”, añadió a su discurso.
 
Para cerrar entonces expresó: “Compañeros y compañeras, correligionarios y correligionarias, en lo personal me voy con la idea de que estas dos instituciones, tanto el partido peronista como el partido radical, defienden los intereses de los grandes grupos económicos. Con esa idea me voy de acá y por lo tanto al frente hay que construir un gran movimiento que enfrente a estos dos partidos representantes de los grupos económicos”.