Lunes, 20 Enero, 2014 - 08:14

Encuentran armas de guerra en medio de un monte en la ciudad santiagueña de La Banda

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Policías de La Banda buscaban un delincuente alrededor de unos campos. Pero se encontraron con un descubrimiento sorpresivo: dos artillerías antiáreas en medio del monte y restos de helicóptero. La justicia invervino y el dueño, miembro de un foro judicial, justificó poseer el armamento diciendo que el lugar se convirtió en un sitio de visitas turísticas. Investiga la fiscalía local.

 

La noticia circuló por algunos medios locales y causó desconcierto. En medio de un monte, en la ciudad santiagueña de La Banda, encontraron artillería antiaérea, de 35 milímetros, constituida por dos cañones que tienen alcance de cuatro mil metros.  Fue un descubrimiento sorpresivo, y se produjo cuando  personal de la brigada de investigaciones de la Comisaría 12ª  allanaba el campo en búsqueda de un delincuente. El dato que tenían era que se ocultaba en los montes ubicados sobre la margen sur de la Ruta Provincial 51. Los efectivos recorrieron senderos y montes, hasta que se toparon con lo inesperado: armas de guerra en medio del campo.

De inmediato, la fiscalía de turno local envío contactar al dueño del campo -que tiene alrededor de tres hectáreas- para realizar averiguaciones. En efecto, peritos de la División Criminalística fueron hacia el allí y lograron comprobar que se trataba de una poderosa arma de guerra. Otra de las artillerías antiaéreas se encontró en medio de un tupido monte al que no pudieron acceder por el follaje espinoso.  Pero eso no fue todo.

Los peritos habrían establecido que, a pesar del tiempo que el arma permaneció a la intemperie, estaba en condiciones de ser utilizada: sólo le faltaban el percutor y otros detalles. Durante el recorrido, además,  los efectivos descubrieron parte de lo que era la estructura de un helicóptero y un helipuerto cubierto por las malezas y una barrera metálica, que generalmente es utilizada para autorizar o no el ingreso de un vehículo a determinado lugar.

Luego encontraron  cabañas y un hangar.  Para los investigadores, el lugar se asemejaría a una base de operaciones, posiblemente clandestina, porque no existen antecedentes de que hubiera un predio militar en esa zona. No obstante, los funcionarios judiciales y policiales mantienen cautela y profundizarán las averiguaciones para establecer cómo llegaron las armas a ese lugar.

Sin embargo, fue grande la sorpresa cuando se enteraron que el dueño, el doctor  Pedro Pernigotti -quien habría sido Comodoro- les explicó que su campo -conocido como establecimiento "Las Mercedes"- es un sitio turístico. Dijo que invita “a toda la gente amante de la naturaleza y de cosas extrañas, a sacarse fotos al lado de los cañones”. En este sentido, dijo que el armamento lo recibió de “donaciones” y agregó que los visitantes “pueden pasar un día de picnic en el campo ó comer un asado y, además, visitar los túneles y bunkers” que tiene en esa propiedad. Explicó también que para llegar al establecimiento, donde también contaba con animales exóticos, “se debe llegar por el barrio Mishky Mayu, hasta una pollería, y avanzar 700 metros”.

Con todas estas pruebas, la fiscalía recibió un minucioso informe y ordenó que se realizara una información sumaria judicial, tendiente a establecer cómo y por qué esas armas de guerra estaban en medio del monte de la localidad bandeña. Una vez realizada la investigación, pidió que se eleve el expediente  al Centro Judicial Banda.

Fuente: 
infojusnoticias.gov.ar