Viernes, 17 Enero, 2014 - 19:30

En pleno debate por la lucha contra el narcotráfico, Cristina dio a Berni funciones para combatirlo

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
 
El Gobierno quitó a la Sedronar las facultades para luchar contra el narcotráfico y se las traspasó al secretario de Seguridad, Sergio Berni, en medio del debate que se generó por el pedido de Daniel Scioli para replantear "el rol que cumplen las Fuerzas Armadas" en la lucha contra ese delito.
 
La presidenta Cristina Fernández argumentó su decisión al afirmar en el Boletín Oficial que es "necesario realizar la coordinación del accionar de las fuerzas de seguridad nacionales y provinciales para reducir, aún más, el tráfico ilegal de drogas y precursores químicos".
 
La decisión de la Jefa de Estado se enmarca en la polémica que causaron las denuncias del flamante titular de la Sedronar, el sacerdote Juan Carlos Molina, sobre irregularidades en ese organismo, y ante el reclamo de Scioli, que sumó voces a favor y en contra dentro del arco político. 
 
La Presidenta firmó el decreto 48/2014, publicado hoy en el Boletín Oficial, en el que detalla que transfiere las funciones relativas "a la lucha contra el narcotráfico a la órbita de la Secretaría de Seguridad".
 
Según se explica, la decisión surge al considerar que "el uso indebido de drogas ilegales es uno de los más grandes retos a los que se enfrenta el mundo en la actualidad, presente en todos los países y afectando a todos los grupos sociales y a gente de todas las edades, cuya magnitud y efectos ponen a prueba, entre otros, a los sistemas de salud, enseñanza, justicia penal, bienestar social, seguridad, y hasta los sistemas económicos".
 
Las declaraciones de Scioli respecto a la lucha contra el narcotráfico fueron respaldadas por el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, y el ex ministro de Defensa José Pampuro.
Sin embargo, el ministro de Defensa, Agustín Rossi; el presidente de la UCR, Ernesto Sanz; el senador Fernando "Pino" Solanas, y la diputada y jefa del GEN Margarita Stolbizer cruzaron al mandatario provincial expresando su oposición a la intervención de los militares.
 
La transferencia de funciones que hasta ahora dependían de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la lucha contra el Narcotráfico también se dio a conocer pocos días después de las denuncias de irregularidades que realizó Molina.
 
Entre otras cuestiones, Molina aseguró recientemente que al asumir se encontró con "directores de áreas designados en forma anómala, con una simple resolución del subsecretario, que cobraban sueldos de hasta 27 mil pesos, y realizaban contrataciones irregulares por 800 mil, entre los que se destacan facturas por gastos de 90 mil pesos en almuerzos en la zona del microcentro porteño". 
 
Fuente: 
Agencia DyN