Jueves, 31 Marzo, 2016 - 13:55

El Sindicato Unión de Trabajadores Municipales se manifestó en la casa de Cipolini: hubo incidentes

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
 
Seguidos por una fuerte custodia policial, empleados municipales asociados al Sindicato Unión de Trabajadores Municipales (SUTM) se manifestaron frente a la comuna saenzpeñense. Luego al no ser recibidos por los funcionarios municipales lo hicieron frente a la casa del jefe comunal Gerardo Cipolini.
 
La manifestación comenzó en forma pacífica cerca del mediodía de ayer pero luego, cuando no fueron recibidos por los empleados municipales, hubo quema de cubiertas, corte de calles y bombas de estruendo. Luego de eso se dirigieron al domicilio particular del jefe comunal donde algunos integrantes del gremio municipal tiraron basura en la vereda  y en la entrada del domicilio del jefe comunal. Así mismo quemaron cajas de cartón ante la mirada de una fuerte custodia policial que no impidió esta situación.
 
“Nos  hemos acercado  con los compañeros municipales para manifestarnos sobre dos puntos y tiene que ver con la falta de convocatoria del Ejecutivo para discutir el tema paritarias y por el otro lado poner de manifiesto nuestra disconformidad con el aumento anunciado por el intendente”, dijo Rafael Vallejos referente del SUTM
 
Considera que dicho aumento “es una falta de respeto el aumento que se ha dado. Hay que tener en cuenta que hay un 15% en el salario familiar lo que significa 21 pesos de aumento y anunciar que se da 21% de aumento es una vergüenza  y una falta de respeto para cualquier ciudadano no solo para los empleados municipales.”
 
“Hacemos un llamado a la reflexión al intendente para que revea este aumento  irrisorio y vergonzoso que dio y que ve la posibilidad  de reajustar o reacomodar sus finanzas”, se quejó Vallejos.
 
Por otro lado dijo que “el Ejecutivo no los tiene en cuenta como sindicato, se han cursado notas pidiendo audiencias y estamos a la espera de esas respuestas , lo único que queremos hacer es manifestarnos y mostrar la triste realidad que vive el empleado municipal que hasta altura apenas sobrevive con su sueldo”.