Miércoles, 3 Junio, 2015 - 10:05

El Observatorio de la Discapacidad y la Asociacion Civil Padres de Discapacitados se suman a la campaña #NiUnaMenos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
 
El Coordinador del Observatorio de la Discapacidad de la Provincia del Chaco, José Giuggia, analizó la situación de la violencia de género y su relación con las personas con discapacidad. 
 
Giuggia recordó que "entre las mujeres de 15 a 44 años de edad, la violencia doméstica  causa  más muertes e incapacidades que la suma total atribuidas al cáncer, los accidentes de tránsito, las guerras y violaciones combinadas".
 
"A nivel mundial, una de cada tres mujeres ha sido golpeada, obligada a tener relaciones sexuales o víctima de algún tipo de abuso durante su vida. Generalmente  el abusador es  miembro  de la familia de la víctima. Cada año en la Argentina se registran   cifras  alarmantes por violencia  de género en el embarazo. Anualmente 10 millones de niños en el mundo presencian distintas   formas de  violencia doméstica. Entre las mujeres de 15 a 44 años de edad, la violencia doméstica es  sinónimo de muertes, discapacidades  e incapacidades,  que la suma total atribuidas al cáncer,  accidentes de tránsito, guerras y violaciones combinadas", explicó el titular del Observatorio de Discapacidad. Y agregó: "El 25% de las mujeres argentinas  son víctimas de violencia,  según las estadísticas  se calcula que el 50%  tendrá  alguna situación violenta  durante su vida. Hoy,  en la República Argentina, hay cerca de 60.000 mujeres  que anualmente son abusadas, maltratadas o violentadas física y psicológicamente por  algún miembro de su entorno inmediato y personal. Cada día  la situación empeora; las estadísticas demuestran que  la violencia  doméstica aumenta, volviéndose más  cotidiano y peligroso".
 
Giuggia aseguró que "de los homicidios contra mujeres, del 45% al 60  son  cometidos   en  sus hogares, la mayoría los cometen sus cónyuges. La violencia contra las mujeres y las niñas  son  la violación de los derechos humanos más generalizados. La Comisión de las Naciones Unidas  indica que  una de cada tres mujeres y niñas ha  tenido  agresión  física o fue abusada sexualmente en sus  vidas. El miedo y la vergüenza influyen  que muchas mujeres  no denuncien la violencia y  por  este motivo, los datos  podrían ser superiores". 
 
"La violencia en general  contra la mujer, destruye vidas,  comunidades, futuros,  esperanzas. Ellas son parte vital de nuestra sociedad.  Estas actitudes  contra  las mujeres vienen de tiempos remotos. Lo preocupante es que se convirtió en un hábito mundial", continuó Giuggia.
 
El titular del Observatorio de Discapacidad explicó que "lo lamentable es que alcanza a los funcionarios de la justicia  y muchas veces buscan las culpas en las víctimas.  Es importante  la marcha del 3 de junio, crearán conciencia en toda la ciudadanía, en  las mujeres, niñas, niños, padres, familiares, vecinos, maestros y amigos, todos irán perdiendo el temor para denunciar  estas vulneraciones de  derechos humanos".
 
Finalmente Giugia expresó que "se puede apreciar que se suman muchos organismos gubernamentales  con sus respectivos  funcionarios  y el eslogan  'ni una menos', esperamos como sociedad que cuando lleguen a sus instituciones los reclamos de estas vulneraciones de derechos, den las respuestas con el compromiso, la seguridad a las víctimas y que no haya 'ni una menos'".