Viernes, 17 Septiembre, 2021 - 12:38

El mundo se dirige a un calentamiento "catastrófico" de 2,7 grados a pesar de los planes de reducción de emisiones

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

En el Acuerdo de París de 2015, los 191 países firmantes se comprometieron a establecer planes de reducción de emisiones para limitar el calentamiento global por debajo de los 2°C respecto a la era preindustrial, y a ser posible a no superar el 1,5°C. Ahora, seis años después, una revisión de la ONU de estos planes muestra que son insuficientes y que, de cumplirse, llevarían a un calentamiento "catastrófico" de 2,7°C, según el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres.

El análisis muestra que, según los compromisos actuales de los países firmantes, las emisiones globales crecerán un 16% en 2030 respecto a las de 2010. Un dato muy alejado de la reducción del 45% para que científicos consideran necesaria para evitar un cambio climático desastroso.

Un aumento de 2,7 grados provocaría efectos mucho más devastadores que los que ya golpean a los países de todo el mundo, como inundaciones, incendios forestales y tormentas. Desastres que, según advierten los expertos, son cada vez más frecuentes e intensos con el cambio climático.

El IPCC advirtió de un aumento de 2,7 grados si se mantienen las emisiones

"Las cifras globales de emisiones de gases de efecto invernadero van en dirección equivocada", ha asegurado la jefa de clima de la ONU, Patricia Espinosa. Sin embargo, ha valorado haber recibido "señales muy positivas" de parte de algunos países, que renovarán sus compromisos antes de la cumbre de Naciones Unidas contra el cambio climático en Glasgow, la COP26.

Este verano el panel de expertos de la ONU sobre Cambio Climático, el IPCC, publicó su esperado sexto informe, en el que advertía de que la temperatura podría aumentar 2,7 grados a final de siglo si se mantenía el ritmo actual de emisiones. En las próximas décadas se superaría el límite de 1,5 grados si no se tomaba una acción contundente para reducir las emisiones.

"Los recientes cambios en el clima son generalizados, rápidos, intensos y sin precedentes en miles de años o nunca vistos antes", se leía en el trabajo. Por ejemplo, la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera es la más alta en al menos los últimos dos millones de años.

China, India o Arabia Saudí no han presentado sus objetivos de emisiones

Estados Unidos y la Unión Europea - el segundo y tercer mayor emisor del mundo, después de China- han presentado este año ambiciosos objetivos de reducción de emisiones, mientras que los países responsables de la mitad de las emisiones mundiales, como China, India y Arabia Saudí, no lo han hecho. Brasil y México han presentado compromisos actualizados que, según los analistas, provocarán más emisiones que sus objetivos anteriores.

El presidente de la COP26, Alok Sharma, dijo que "sin la acción de todos los países, especialmente las economías más grandes, estos esfuerzos corren el riesgo de ser en vano".

Algunas de estas potencias, como la India, han señalado que no pueden reducir las emisiones a menos que reciban más apoyo de las naciones ricas para invertir en energía e industrias limpias.

Hasta ahora, el apoyo prometido no ha llegado. La OCDE admitió que es probable que los países ricos no alcancen el objetivo de aportar 100.000 millones de dólares en 2020 para ayudar a los países en desarrollo en su lucha contra cambio climático.

Fuente: 
www.rtve.es