Viernes, 29 Mayo, 2015 - 20:44

Río Cuarto
Asesinada en 2006
El fiscal que investiga el crimen de Nora Dalmasso pidió apartarse de la causa

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El fiscal Javier Di Santo a cargo de la causa por el crimen de Nora Dalmasso ocurrido en el barrio privado Villa Golf, de la ciudad de Río Cuarto, en noviembre de 2006, pidió apartarse de la investigación.

Este viernes el fiscal presentó el pedido ante el juez de Control, Daniel Muñoz, luego de haber sido denunciado por el Observatorio de Derechos Humanos de la Universidad Nacional de Río Cuarto por "inacción" durante casi nueve años.

Di Santo comunicó en su presentación que con su apartamiento "busca darle transparencia al proceso" y que él llevó la investigación del crimen en forma "constante e ininterrumpida, conformándose un voluminoso expediente que supera ampliamente, con sus anexos, los 20 cuerpos de prueba".

Trascendió en los medios locales, que el juez de Control resolverá la situación de Di Santo en los próximos días. La semana pasada, otro fiscal, le había solicitado al juez Muñoz que se iniciara una investigación para determinar si se debía apartar a Di Santo, de la causa.

Además, el fiscal Julio Rivero había pedido que se analizara si el funcionario incurrió en el delito de "omisión de represión de la delincuencia".

Rivero, le había solicitado al juez que comenzara una investigación para determinar si su colega incurrió en el delito de "omisión de represión de la delincuencia" que está tipificado en el artículo 274 del Código Penal de la Nación.

El pedido lo hizo, tal como lo había solicitado el Observatorio de Derechos Humanos, en el momento en el que los miembros del Observatorio se constituyeron como querellantes.

En octubre del año 2012 el hijo de la víctima, Facundo Macarrón, que fue sobreseído por la Justicia, acusó a Disanto de ser un "incapaz" y también expresó su temor porque el crimen "quede impune".

El hijo de la víctima estuvo cinco años acusado como el principal responsable de la muerte de su madre, pero finalmente el 11 de octubre de 2012 quedó libre de sospecha luego que el juez de Control Muñoz resolviera su sobreseimiento, el mismo que ahora deberá decidir si aparta o no al fiscal del caso.