Martes, 21 Enero, 2014 - 11:51

El consumo responsable de la sal puede evitar graves problemas de salud

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Consumir grandes cantidades de sal puede causar diversos problemas de salud, tales como enfermedades cardiovasculares, insuficiencia renal, osteoporosis y cáncer de estómago. Además, contribuye a la retención de líquidos por parte del organismo que provoca una presión sobre las arterias y favorece la aparición de la hipertensión.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la hipertensión es la causante del 62% de los accidentes cerebrovasculares y del 42% de las enfermedades del corazón. Así lo destacó Jorge Tartaglione, miembro de la Sociedad Argentina de Cardiología, quien celebró la promulgación de la ley nacional que busca reducir el consumo de sodio, y evitar enfermedades cardiovasculares y la hipertensión, publicada en el Boletín Oficial el 16 de diciembre pasado. Tartaglione manifestó que "la sal está presente en grandes cantidades en varios de los alimentos que ingerimos".

"El 75% de la sal que consumimos lo hacemos a través de alimentos preparados (se considera que cuentan con una cantidad elevada de sodio aquellos que presentan más de 500 mg por cada 100g de alimentos, equivalente a un 1,3% de sal)", remarcó el cardiólogo. Según el especialista, la presencia de sal en los alimentos "se debe a dos funciones principales: realzar su sabor y conservar el alimento".

"La carne, por ejemplo, contiene 65mg de sal en 100g, mientras que el huevo 122 mg y el pescado 140, en 100g. Incluso en el agua encontramos sodio: hay aguas que tienen entre 120 y 150mg/l, otras aguas minerales contienen entre 40 y 80 mg/l, y luego están las conocidas aguas de bajo sodio, que tienen menos de 10mg/l. En el caso de las conservas, bizcochos, alimentos semi-elaborados o un plato servido en un restaurante, los números son más elevados", añadió el experto.

Tartaglione comentó que, por lo general, "éstos tienen al menos 1000 miligramos de sodio, por ej: una porción de pizza contiene 1580 miligramos de sodio". Sin embargo, agregó que "las necesidades diarias de sal son pequeñas, unos 4 gramos por día".

"En Argentina se ingieren entre 10 y 12 gramos, casi el triple de lo recomendado. Es por esto, que desde hace varios años en nuestro país se trabaja para lograr reducir este consumo y alcanzar la meta internacional recomendada para el 2020. La sanción definitiva y por unanimidad de esta ley el pasado 13 de noviembre, es un claro ejemplo del trabajo que se está realizando para alcanzar estos valores", enfatizó.

"Menos Sal, Más Vida". 

El especialista destacó que otro ejemplo sobre el trabajo que se está llevando a cabo en la Argentina para reducir el consumo de sodio, "es la iniciativa que el Ministerio de Salud lleva adelante desde el 2010".

"Esta acción, tiene como eje la concientización de la sociedad sobre la necesidad de disminuir la incorporación de sal en las comidas. Como mencionamos anteriormente, las necesidades diarias de sal son pequeñas, unos 4 gramos de sal por día. El desafío es claro: consumir 4 grs. de sal diariamente y no sólo controlar la cantidad de sal que añadimos a la comida sino que debemos estar atentos al contenido que indican las etiquetas de los alimentos y las bebidas al momento de su compra", concluyó.

Fuente: 
Noticias Argentinas