Martes, 7 Diciembre, 2021 - 18:41

El concejal Salom pidió al gobierno provincial y a la Municipalidad que "se apliquen las leyes que regulan el tiempo de espera en supermercados y bancos”

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El concejal Carlos Salom pidió al Gobierno Provincial y al Municipio de Resistencia que “se apliquen las leyes que regulan el tiempo de espera en supermercados y bancos”. 
 
El concejal señaló: “Se aprecian largas filas de ciudadanos en locales comerciales, en lugares cerrados en plena vigencia de protocolos por la pandemia y demoras de más de 30 minutos en las cajas”.
 
Salom indicó: “Ante los reclamos que le hicieron llegar los ciudadanos de Resistencia, quienes deben hacer largas colas en supermercados, con esperas superiores a los 30 minutos, en algunos casos, y en locales bancarios”, además recordó: “Las leyes 7780 de 2016 y 7478 de 2014, regulan el tiempo de espera para realizar pagos o trámites”. 
 
En ese sentido, aseguró: “Las normas indican que tanto supermercados como bancos deberán disponer de personal y apertura de cajas y ventanillas de consultas y trámites en número suficiente, a fin de abocarse a la atención de usuarios y consumidores, a efectos de evitar demoras superiores al tiempo de 30 minutos. El control del cumplimiento es potestad del Gobierno provincial, a través del área de Comercio Interior, quien puede sancionar ante los casos de incumplimiento de la Ley”. 
 
Además, el edil radical recalcó: “El reclamo de los ciudadanos de Resistencia tiene lugar porque este tipo de inconvenientes se producen en algunos locales cerrados, en plena vigencia de los protocolos por la pandemia, con cientos de personas esperando incluso más de 30 minutos dentro del local para pagar sus compras en los supermercados o hacer algún trámite bancario”.
 
Para finalizar, Salom aclaró: “Las leyes entre otras cosas establecen que tanto las entidades bancarias o financieras como los supermercados, deberán disponer de personal y apertura de cajas y ventanillas de consultas y trámites en número suficiente, a fin de abocarse a la atención de usuarios y consumidores, a efectos de evitar demoras superiores al tiempo de 30 minutos”.