Lunes, 27 Septiembre, 2021 - 20:10

Conmemorando el Día de la Biblia, Gustavo Martínez alentó a reforzar "el valor de la fe y la palabra"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Gustavo Martínez acompañó a la Mesa Interreligiosa del Chaco en la celebración por el Día de la Biblia. La ceremonia tuvo lugar en el monumento a la Biblia ubicado sobre la plaza 25 de Mayo (cerca del cruce de Güemes con Yrigoyen), el cual fue inaugurado en 2019 y convoca cada año a los referentes de los distintos credos religiosos.
 
En el lugar se leyó una oración interreligiosa y en la misma el Intendente planteó: “Hoy más que nunca la palabra es sumamente necesaria para reflexionar y descansar nuestro espíritu que se encuentra en un marco tan convulsionado. Tenemos que comprender que es, fue y será el primer plano de la condición humana”.  
 
Ante los presentes expuso que la fe y los valores siguen siendo prioridad para salir adelante en épocas de crisis y por ello agradeció la labor de las distintas congregaciones religiosas que apuestan a esa visión.  
 
 Arzobispo de Resistencia, Ramón Dus.
 
“Estamos contentos por reunir a toda la mesa interreligiosa y trabajar en lo que para nosotros es fundamental, que es recuperar el valor de la fe como reconstructor del tejido social. Sabemos que vivimos momentos muy difíciles en la actualidad. La pandemia también nos ha llevado a vivir esta situación, pero es sumamente necesario lograr ordenar esta cuestión desde el punto de vista de la gestión que llevamos adelante”, subrayó.  
 
El arzobispo de Resistencia, Ramón Dus, sostuvo que la Biblia ayuda a construir la fraternidad entre los credos y la plasma en un servicio a la sociedad, mediante la palabra que une en nombre de Dios. “Jesús llama a pensar y nos ayuda a abrir el corazón para reconocer la presencia de Dios en ambientes de personas que no forman parte de nuestros círculos inmediatos”, dijo sobre el objetivo de bregar por la unidad en la diversidad. 
 
Mientras que el pastor Jorge Ledesma aseguró que “si la gente supiera que la salida a todos sus problemas está escondida allí, puede desatar un poder sobrenatural que puede cambiarle la vida. No es ocultismo, sino la realidad del cielo que Dios nos da la solución en las manos a muchas cosas”.