Miércoles, 22 Mayo, 2019 - 09:55

Ciudad Limpia visitó a una adolescente chaqueña paciente del hospital Garrahan

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El presidente de la Fundación Ciudad Limpia Arquitecto, Carlos Alabe; junto al enfermero chaqueño Jesús Chazarreta, recientemente reconocido por su labor humanitaria, y a otros integrantes de la fundación; visitaron a la adolescente Karen Correa, quien recibe tratamiento en el Hospital de Pediatría “Juan Pedro Garrahan”.

Karen padece Síndrome Nefrótico Congénito con insuficiencia renal crónica y los visitantes se comprometieron a acompañar cualquier trámite que requieran, recomendación, guía o ayuda hospitalaria.

15 AÑOS DESPUÉS

Lo particular de la visita, según comentó Alabe, fue que Karen acercó sus tapitas hace unos 15 años atrás en la plaza 25 de Mayo, cuando recién iniciaban la campaña para la construcción de la Casa Garrahan Chaco. “Ella con sus complicaciones de salud igual se llegó para ayudar a otros niños del hospital y verla hoy aquí recuperándose, sonriente, nos da muchas fuerzas”, comentó Alabe.

Además, la vio “orgullosa de estar a punto de terminar su secundaria en la Escuela N° 36 "Martín Buber" de Fontana y comenzar el año que viene la carrera de Nutricionista para trabajar seguramente en nuestra Casa Garrahan Chaco”.

“Estos milagros de la vida nos ayudan a seguir ayudando a quienes sufren y necesitan muchas veces tan solo un abrazo o una caricia de cercanía para atenuar sus dolores”, opinó.

Karen fue atendida en su momento en el Hospital Pediátrico "Avelino Castelán" de Resistencia por la doctora Scarafia.

VISITAS A PACIENTES EN BUENOS AIRES

La Fundación Ciudad Limpia lleva adelante desde “hace más de 10 años” la cruzada solidaria “No están Solos”, que pretende acompañar a los pacientes y sus familiares que asisten a los hospitales en Buenos Aires.

“Compartir el dolor con un enfermo muchas veces es el mejor calmante” aseguran desde Ciudad Limpia y es por ello que cada ocasión de poder llegar a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se reserva un tiempo para visitar a niños internados en los distintos hospitales y a sus familiares.

“Muchas veces se gestiona un turno, una segunda consulta, un hospedaje, comida y en algunos casos trabajo dada la prolongación de la estadía por tratamientos prolongados”, explicó Alabe.