Viernes, 17 Enero, 2014 - 12:42

Resistencia
Cerró el segundo turno de la Colonia de Vacaciones Municipal

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Al ritmo de la música del aqua-gym  y con una piscina colmada, este viernes concluyó el segundo turno de la Colonia de Vacaciones Municipal que se lleva a cabo en el Parque 2 de Febrero, constituyendo una alternativa totalmente inclusiva para los resistencianos que no disponen de la posibilidad de acceder a una pileta y otras actividades vinculadas a la recreación.

Fue un cierre lleno de algarabía al que los funcionarios comunales se sumaron (baile mediante) junto a los profesores de gimnasia, la presencia de superhéroes animados y de los 350 colonos presentes en una actividad que tiene como principal objetivo la inclusión social de todos los sectores.

La iniciativa concretada cada verano por parte de la Municipalidad fue resaltada con suma satisfacción  por parte la concejal Alicia Ogara ante los colonos y acompañada de los secretarios de Gobierno, Carlos Salom, de Economía, Alejandro Abraam, de Servicios Públicos, Ebe Arechavala, y la subsecretaria de Gobierno, Carolina Meiriño. En ese sentido, la edil felicitó a quienes forman parte de ese arduo trabajo que se realiza bajo el calor propio de esta época y en esta región.

Es necesario remarcar que bajo los principios del eje “Ciudad Igualitaria con Inclusión Social” del Plan Resistencia 2020, decenas de niños, personas con capacidades diferentes y de la Tercera Edad de varios barrios de la capital chaqueña disfrutaron a lo largo de toda la semana de un espacio integrador, de acceso gratuito y destinado a la contención social de los sectores más vulnerables que formaron parte de la colonia mediante su inscripción en los distintos centros comunitarios.

Los mismos (al igual que los beneficiarios del turno anterior y los próximos dos que restan) llegaron cada día al Parque 2 de Febrero gracias a un vehículo brindado sin cargo por el Municipio y, una vez en el predio de Ávalos y Lavalle, recibieron un refrigerio para llevar a cabo sus actividades bajo el cuidado de coordinadores y equipos médicos dispuestos para cualquier eventualidad. Al final de cada jornada, volvían a sus hogares con el mismo colectivo.

Además de los niños que disfrutaron de manera gratuita de la pileta y de los espacios del parque para deportes y otros juegos, las personas con discapacidad y de la Tercera Edad también pudieron refrescarse y al mismo tiempo desarrollaron junto a esos pequeños otras actividades, como ser clases de arte, pintura y musical.