Jueves, 29 Octubre, 2015 - 21:14

Celada pide a Corregido que actúe ante el "perjuicio irreparable" que significará el barrio Caraguatá

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La concejala electa de Resistencia, María Teresa Celada, presentó este jueves un escrito al Defensor de Pueblo de la Provincia del Chaco, Gustavo Corregido. En el mismo solicita la intervención de dicho organismo en el proyecto de urbanización y construcción de viviendas del Parque Caraguatá; el que, según señala el documento, significará "un perjuicio irreparable para la ciudad". 
 
En su escrito, Celada expresa que acude a esa instancia “ante la omisión de los organismos pertinentes, Gobierno Provincial y/o Instituto Provincial de Desarrollo Urbano y Vivienda  y/o de otro organismo estatal que pudiera surgir como encargado y/o responsable del inminente daño que se producirá a la sociedad chaqueña con la creación del Proyecto Urbano Caraguata”.
 
La concejala electa manifestó que “este proyecto urbanístico ocasionará un perjuicio irreparable al presente y futuro de los vecinos de esta ciudad, como así también al medio ambiente; en abierta violación a los derechos constitucionales como el de la salud, ecología y medio ambiente, entre otros”.
 
Sin detrimento de lo anterior, en referencia a la creación de viviendas que contempla el proyecto que cuestiona, expresó que “todo proyecto de urbanización que dé soluciones a la falta de viviendas es bienvenido y lo apoyaremos en beneficio de los vecinos; pero no puede hacerse sobre la base de la privación de otros como el derecho a un ambiente sano. Por ello solicitamos que se relocalicen las viviendas del proyecto, no que se lo elimine completamente”.
 
Principio precautorio
 
El escrito presentado por la concejala electa se sustenta en el principio precautorio, que expresa que cuando haya peligro de daño grave o irreversible la ausencia de información o certeza científica no deberá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces, en función de los costos para impedir la degradación del medio ambiente.
 
“Este principio jurídico tiene el claro propósito de salvaguardar el hábitat, de conservar la biosfera de los seres vivientes en la Tierra cuando la misma se vea amenazada por un daño importante o irreversible; es decir, trascendental o definitivo”, manifestó el escrito. Por otro lado, expresa con claridad que se trata de la defensa de “interés difusos”, donde “no existe un interés de parte, individual, sino del conjunto de la sociedad”, detalló Celada.
 
Sobre el final del escrito presentado, se requiere al Defensor del Pueblo “se adopten las medidas necesarias para asegurar a los habitantes de la ciudad de Resistencia y sobre todo a los de la Zona Norte, la preservación del parque Norte Caraguata tal como fuera ideado y un medio ambiente sano para vivir conforme la norma constitucional lo prevé”.

Notas relacionadas