Lunes, 20 Mayo, 2019 - 11:19

Celada convocó a “repensar el transporte público de pasajeros acorde al crecimiento de Resistencia”

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Según informó la concejal de Resistencia Teresa Celada, en el marco de la causa –Expediente 9355/18- por la cual el Defensor del Pueblo promovió una acción de amparo contra la Subsecretaría de Transporte del Chaco y/o el Poder Ejecutivo Provincial, el titular del Juzgado Civil y Comercial 21 ha adoptado por Resolución, declarar abstracta la cuestión y finalizar su intervención.

Al respecto, la presidente del bloque de concejales UCR Vamos Chaco, María Teresa Celada, celebró la medida y que “prime el buen criterio”.

“Desde que nos constituimos en la causa, planteamos la necesidad de declarar abstracta la acción porque detenía el proceso de discusión pública de la tarifa, sin que se aplique el procedimiento normado para el aumento del boleto. Sin embargo para llegar a esta instancia, debieron pasar tres meses, múltiples presentaciones y audiencias fracasadas”, señaló.

La edil indicó además que el establecimiento de la tarifa del transporte público de pasajeros modalidad ómnibus fue de $10.72: “Sin embargo debemos recordar que el defensor del pueblo, referentes del Ejecutivo provincial y municipal, el juez y algunos empresarios determinaron arbitrariamente, que el costo del boleto aumente primero a $15.96 en agosto del 2018 y luego a $17 a partir de marzo de este año”.

“Esto promovió que nos presentáramos a la Justicia, porque el establecimiento del monto del boleto corresponde que se realice en su ámbito natural que es el Concejo Municipal y requiere además una audiencia pública para cualquier incremento superior a $15,96 que, si bien no fue una tarifa aprobada por Ordenanza, es el valor surgido del último estudio de costos válido”, recordó.

Asimismo, Celada consideró que “en este momento debemos analizar y repensar la estructura de la movilidad urbana que tendrá el Municipio de Resistencia, acorde a su crecimiento y desarrollo. Es necesario considerar la dinámica de las poblaciones y el crecimiento urbano sin descuidar aquello que hace a un servicio eficiente y de calidad, como el costo del boleto, el estado de los colectivos o la red de infraestructura vial, entre otros”.

“El debate y el debido proceso deben darse necesariamente para mejorar la calidad de vida de los vecinos y apoyar al desarrollo del transporte público de pasajeros para que sea la manera más efectiva de moverse en el conglomerado urbano”, concluyó.