Domingo, 15 Agosto, 2021 - 10:23

Carta al presidente Alberto Fernández
Por Juan Carlos Polini (*)

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Señor Presidente:

                           Tras escuchar el argumento que ofreció para justificar el delito que se cometió permitiendo reuniones festivas en la residencia presidencial durante la vigencia del aislamiento social preventivo y obligatorio, me  invadió un estado de profunda preocupación, al igual que a la gran mayoría de los argentinos.  Sus palabras han puesto en evidencia que desconoce  lo que sucede en el  seno de su hogar, lo que lleva a pensar que  ignora lo que pasa en el país.  En este contexto, me permito ponerle rostros con nombre y apellido, fechas, números y estadísticas a  lo que nos ocurrió entre chinchín y chinchín, tertulias, inflada de globos y soplada de velitas en Olivos.

Mauro Ledesma era un joven de 23 años, residente en General San Martín, Chaco,  que murió ahogado al intentar cruzar a nado el río Bermejo para ver a su hija que vivía en Formosa, provincia que utilizó la pandemia para quebrar el estado de derecho: detenciones forzadas, represión, persecución, confinamientos ilegales e insalubres.

Diego Jiménez, papa de Abigail, tuvo que cargar a su hija paciente  oncológica en brazos y caminar 5 kilómetros porque el gobierno de Santiago del Estero no permitía ingresar vehículos.

Pablo Musse,  papá de Solange viajó desde Neuquén con intenciones de llegar a la provincia de Córdoba y estar junto a su hija enferma terminal de cáncer. No lo dejaron ingresar. Solange ya no está,  no se pudieron despedir.

Víctor Martín Mallorquín, suboficial de la policía de Formosa debió trasladarse  a Resistencia por un tratamiento oncológico. Finalizada su terapia solicitó el permiso para retornar. No recibió la autorización,  murió en la capital chaqueña. Cinco meses después de su fallecimiento su esposa recibió la aprobación. 

Carmen Acosta, de Chubut, viajó 3000 kilómetros para poder despedirse de su mamá Aurora de 81 años enferma de cáncer terminal que vivía en Formosa. Al llegar a Chaco le negaron el ingreso. Aurora murió. Aurora y Carmen no se pudieron despedir.  

Mientras ocurrían estas atrocidades, usted nos advertía “...hay miserables que especulan con la vida de la gente, si no lo entienden por las buenas lo van a entender por las malas…”. Entendimos señor presidente, y está muy claro de qué lado ha quedado usted.

También nos dijo “…prefiero tener 10% más de pobres y no 100.000 muertos…".  Paradojas de la vida mediante, el 14 de julio de 2021, Argentina informaba 100.250 personas fallecidas. 

Le comento señor presidente que mientras transcurría el  aislamiento sinfín y sin sentido al que nos sometió, se coartaron libertades y garantías constitucionales,  y se avanzó aceleradamente en el único plan de gobierno que tuvieron y siguen teniendo, lograr impunidad para quienes nos robaron no solo la riqueza, sino el futuro y la dignidad a los argentinos. 

También nos robaron las vacunas señor presidente. Mientras adultos mayores y ciudadanos considerados de riesgo esperaban su turno, un vacunatorio vip funcionaba a metros de su despacho. Por allí desfilaron funcionarios, legisladores, punteros y  amigos afines a su partido político.

Mientras usted  celebraba a hurtadillas,  más de 20.000 pymes y 30.000 comercios cerraron sus puertas; más de 3 millones de argentinos pasaron a ser pobres; los salarios y jubilaciones perdieron por goleada frente a la inflación;  niños, niñas y adolescentes perdieron 450 días de clases.

Y quiero decirle que culpar a su pareja de lo ocurrido para evadir su responsabilidad,  es una forma de ejercer violencia,  situación que merece mi más absoluto rechazo y repudio. 

Su disculpa amañada nos OFENDE.  Parafraseándolo respecto de la miseria de las personas,  me atrevo a citar una frase del poeta Johann Goethe “Amigo mío, el que es un miserable no deja de ser miserable en carroza, a caballo y a pie. Por eso no creo nunca a ningún miserable, ni en el arrepentimiento de ningún miserable.”

(*) Intendente de Coronel Du Graty. Precandidato a diputado nacional por la LISTA 503 A YO CAMBIO.