Lunes, 10 Abril, 2017 - 13:03

Capitanich destacó los trabajos del municipio en pleno temporal

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Jorge Capitanich destacó este lunes los trabajos realizados por el municipio durante todo el fin de semana ante el temporal de lluvia que afectó a gran parte de Resistencia.

“De acuerdo con distintas mediciones, hemos obtenido registros de hasta 180 milímetros de agua caídos; y en los primeros 100 días del año llevamos más de 700 lo que es un fenómeno climático preocupante”, sostuvo el intendente.

Detalló además que desde el viernes se movilizan unos 600 trabajadores municipales y un total de 25 equipos de maquinarias y herramientas.

“Debido al gran volumen de agua caída en menos de 48 horas, hemos tenido que asistir a unas 700 familias de distintas zonas de la ciudad, aunque no se produjeron evacuaciones”, explicó.

Agregó además que "se ayudó a los damnificados a través de la entrega de alimentos, frazadas, cobertores, colchones, ropa y otros elementos".

En cuanto a la lluvia caída, Capitanich insistió en lo extraordinario del fenómeno meteorológico: “En 100 días llevamos registrados más de 700 milímetros, el equivalente a lo que llueve en seis meses”, graficó y aseguró que "se trata de una situación que viene afectando a gran parte del país".

El intendente también resaltó el trabajo de los empleados municipales que participan de las tareas de emergencia y la disponibilidad de equipamiento y herramientas.

“Personalmente recorrí la ciudad en las últimas 48 horas. Hubo sectores como el barrio Los Pinos, el Aramburu o el Carpincho Macho, al igual que algunos asentamientos, que se vieron más afectados por el temporal”, puntualizó.

Finalmente, Capitanich mencionó los inconvenientes que ocasiona la basura que es sacada fuera de horario o dispuesta en lugares no permitidos, porque obstruye las bocas de tormenta.

“Nosotros hacemos un máximo esfuerzo por el mantenimiento de los desagües, pero muchas veces la irresponsabilidad ciudadana hace que los residuos obstaculicen las bocas de tormenta y el agua tarde mucho más en escurrir”, concluyó.